RUTA ESCULTURAS TAJO DE SAN MARCOS – SENDERO DE LOS ZUMAQUES

Provincia: Jaén
Población: Alcalá la Real
Tipo de recorrido: Circular
Recorrido: 5.83 Km
Desnivel acumulado: 210 m
Dificultad: Fácil
Época recomendada: Otoño
Fecha de realización: 27/11/2021

Hoy nos desplazamos a Jaén a hacer esta ruta. Los fines de semana anteriores no pudimos hacer rutas por compromisos familiares y ya no podía retrasarla más porque sino los zumaques estarían pelados. El problema es que el día fue muy malo, muy nublado y con un frío terrible, lo que hizo que decidiera recortar mi plan de ruta original.

Aparcamos el coche en un lugar que no nos obligara a cruzar el pueblo, puesto que tiene calles muy estrechas (Coordenadas: 37.467630, -3.923163) y nos pusimos en marcha. El coche marcaba solo 3º pero el viento que corría bajaba aún más la sensación térmica.

Bien abrigados nos dispusimos a recorrer un tramo de pueblo hasta enlazar con el sendero marcado como «Ruta de los Zumaques», al lado del Monumento del Nacimiento de San Marcos.

Ojo porque hay que tomar el sendero y no la pista forestal que hay a la izquierda ya que desemboca en una finca privada.
Poco a poco ganamos altura, disfrutando de unas preciosas vistas del Castillo de la Mota, que conocíamos de nuestra visita a Alcalá la Real, y nos acercamos a los Tajos de San Marcos.

Llegamos a la Ermita de Piedra, que al encontrarse en una finca privada, estaba cerrada, por lo que no pudimos visitarla. Lo que si vimos fueron las primeras esculturas.

Cien metros después, nos desviamos a la derecha para visitar el bosque de piedra. El sendero para llegar a él es precioso, rodeado de zumaques y desemboca en la casa Cueva de la Ciega.

En este punto, primero giramos a la derecha para buscar más esculturas.

Y después a la izquierda para ver curiosas formaciones rocosas y la escalera a la Atalaya de San Marcos. En esta zona, si no se lleva GPS es muy fácil perderse ya que hay muchos senderos paralelos, rodeados de piedras, que parecen iguales, sobre todo a la vuelta.

Tras este tramo de subidas y bajadas resbaladizas, volvimos sobre nuestros pasos, y caminamos por una amplia pista forestal durante 800 metros. Tomamos dos desvíos a la derecha, y al tercero, comienza ya el sendero de los Zumaques. Pasamos de un camino por pista cómodo, a un sendero pedregoso y con desnivel.

Este tramo, aunque algo más cansado, es muy bonito. Recorremos preciosos encinares y más adelante nos acercamos a los tajos, donde vemos más zumaques, aunque la mayoría tenían ya pocas hojas.

Poco a poco el camino se hace cada vez más empinado, pero disfrutamos, a pesar del día nublado que apaga los colores, de la primavera, y nos acercamos cada vez más a los tajos.
Encontramos una bifurcación marcada con un hito de madera, que nos dice que debemos elegir la izquierda.

Llegamos a una clara bifurcación donde tenemos que elegir si subimos hacia la derecha, o bajamos a la izquierda.
Decido tirar a la izquierda y sin duda no me arrepiento. Vimos curiosas formaciones rocosas en forma de dado, y por fin, zumaques rojos.

Giramos dos veces a la derecha, ya que lo que quería era ir cerrando la circular. Nos adentramos en un bonito bosque de pinos. Nos salimos un poco del camino para adentrarnos entre las paredes del tajo, y después volvimos sobre nuestros pasos.

Terminamos de recorrer el tramo de subida entre pinos y llegamos al Mirador del Tajo y los Zumaques. Se puede hacer una mini circular en este punto. En la bifurcación que tomamos nosotros a la izquierda, se puede tomar a la derecha y se llega a este mismo lugar. Saldría un pequeño paseo de poco menos de un kilómetro, entre los zumaques. Una opción si se quiere hacer con niños.

Pensaba alargar la ruta un poco más, pero sinceramente hacía muchísimo frío. Yo llevaba las manos y los pies congelados y el peque también, así que pusimos camino de vuelta andando por una amplia y cómoda pista forestal. Primero entre almendros, donde estaban cazando… y después con las vistas del Castillo de la Mota de Fondo.

En total nos salieron poco menos de 6 kilómetros, que recorridos con calma, a tramos a paso de niño, nos supuso 2 horas y media.

Como estábamos lejos de Málaga, decidimos comer aquí. El sitio elegido por Miguel Asador Puerta de Alcalá . Se come de menú con mínimo de 10 primeros a elegir y otros tantos o más de segundos. Elegimos sopa de picadillo (porque yo necesitaba entrar en calor) y arroz en paella. Ambos estaban muy buenos. De segundo Jarretes (que es la parte alta del codillo) y secreto ibérico. Los dos estaban buenos aunque a las patatas no les echaron sal y a la verdura demasiada. Todos los platos eran abundantes. De postre pudin y natillas. Comimos bastante bien y el servicio fue rápido. El menú cuesta 12 euros por persona, lo que, dada la cantidad y calidad nos pareció estupendo.

Os recomiendo que leáis las entradas: Consejos para hacer senderismo y Consejos para hacer rutas porteando.

Podéis descargar la ruta pinchando aquí.

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.