RUTA CHORRERA DE SANTA BÁRBARA

Provincia: Granada
Población: Venta de Santa Bárbara (Loja)
Tipo de recorrido: Lineal
Recorrido: 3,2 Km
Desnivel acumulado: 37 m
Dificultad: Fácil
Época recomendada: Primavera
Fecha de realización: 15/05/2021

A veces nos aventuramos a hacer rutas sin mucha información, por lo que dependemos de lo que nos encontremos al llegar. En esta ocasión, llevaba CINCO tracks descargados, pero aún así la ruta no salió como teníamos planeado…

Llegamos a la Venta de Santa Bárbara, aparcamos (coordenadas: 37.179399, -4.202022) y nos pusimos en marcha.

Tras andar 100 metros por esta pedanía, tomamos una pista forestal que salía a nuestra izquierda y continuamos caminando entre olivos.

Poco a poco nos acercamos al Arroyo de la Viñuela y pudimos disfrutar de un poco más de sombra, ya que la vegetación y árboles eran más densos.

Tras poco menos de un kilómetro y medio llegamos a un pequeño riachuelo que debíamos cruzar, pero antes giramos a la derecha para visitar la Chorrera de Santa Bárbara (waypoint: derecha-cruzar río).

Tras acabar el estrecho sendero entre vegetación, llegamos a un punto en el que no era sencillo continuar. Tras ver las opciones, decidimos pasar por encima de un tronco atravesado en el riachuelo que habían dejado a modo de puente, y andar un poco por la otra orilla (bastante cerrada por la vegetación), hasta llegar a la zona en la que, a pesar de andar por el cauce del río, gracias al suelo rocoso y el poco caudal que llevaba, se podía caminar.

Y así, tras el pequeño esfuerzo, llegamos a la base de la Chorrera de Santa Bárbara: un lugar muy bonito con una poza en la que realmente apetecía meterse (pero no íbamos preparados para ello). Era muy curioso ver la cueva que había justo encima del salto de agua.

No llevaba mucha agua, lo que me hace sospechar que cuando lleve mucho caudal, será imposible hacer este tramo por donde lo hicimos nosotros.

Volvimos sobre nuestros pasos y, ahora sí, cruzamos el río. Hay unas pequeñas piedras dispuestas para ello pero se mueven mucho por lo que, igualmente, si el río lleva mucho caudal, será imposible cruzarlo.
El peque miraba desde el porteador el agua, bastante desconfiado X-D.

Tras cruzar el riachuelo, vimos que salía otro sendero a nuestra derecha que también llevaba a la chorrera, por lo que nos dispusimos a investigar. Nos dejaba más cerca y con una perspectiva diferente.

Tras las mil fotografías de rigor, continuamos la ruta. En principio la idea era hacer esta ruta, pero sin bajar a Riofrío, con lo que saldrían aproximadamente 7 km. El problema vino cuando, poco después de visitar la chorrera y tras atravesar un campo de olivos, llegamos a una zona vallada que tenía una puerta con un cartel que decía: «Prohibido el paso. Propiedad privada». Tenía cadena y candado, por lo que era imposible continuar.

No se podía seguir por el río porque estaba cerrado por la vegetación, y además el track continuaba subiendo, no bajando por la zona.

La zona vallada seguía hasta donde llegaba la vista, y sin saber cómo de extenso sería este tramo cerrado, y porteando a un peque de dos años, no pudimos aventurarnos mucho más.

Por lo oxidada que estaba la valla y lo nuevos que estaban tanto el cartel como la puerta, sospecho que estaban instalados desde hacía muy poco tiempo. Parece ser que antes sí se podía pasar pero el dueño, que lo usa como coto privado de caza, ha decido «ponerle puertas al monte»…

Una auténtica pena porque el resto de la ruta parecía muy bonita… pero era imposible de hacer porque ese paso era fundamental…

Un poco fastidiados, y después de dar varias vueltas por la zona y estudiar el mapa satélite por si veíamos alguna alternativa, no nos quedó mas remedio que volvernos sobre nuestro pasos…

En el camino de vuelta aprovechamos para disfrutar más del Arroyo de la Viñuela, y el peque jugó un poco tirando piedras en él.

Al ser primavera, pudimos disfrutar de muchísimas flores.

Aunque era muy temprano aún, decidimos ir a almorzar a Riofrío. Fuimos a lo seguro, a un lugar que ya conocíamos: Restaurante Casa Raimundo. La cuenta salió muy alta porque pedimos mucha comida (que al final en parte tuvimos que traernos a casa) y porque pedimos platos caros. Pedimos: esturión ahumado (que viene acompañado de tomate triturado y unas tostadas; se puede pedir media ración… pero nosotros no lo sabíamos y pedimos una entera), media ración de croquetas (dos de esturión, dos de pollo y jamón y dos de cordero), trucha de la casa (con jamón serrano y champiñones) y secreto ibérico de jabugo (las patatas venían en un plato aparte). De postres pedimos Gelée (que eran fresas cubiertas de una crema, y con mango por encima) y flan de nueces y almendras. Los dos postres estaban buenísimos. Recomiendo especialmente el secreto ibérico de jabugo y el esturión ahumado. La multaca: 60 €.

Aquí tenéis un pequeño vídeo resumen de la ruta.

Os recomiendo que leáis las entradas: Consejos para hacer senderismo y Consejos para hacer rutas porteando.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Podéis descargar el track aquí.

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.