RUTA DE LAS FUENTES DE CASABERMEJA

Provincia: Málaga
Población: Casabermeja
Tipo de recorrido: Circular
Recorrido:  6.95 Km
Desnivel acumulado: 270 m
Dificultad: Baja-Moderada
Época recomendada: Primavera (almendros en flor)
Fecha de realización: 17/04/2021

La noche anterior había llovido mucho, y no sabíamos si esta mañana podríamos hacer la ruta o no. El pronóstico seguía siendo regular pero en Málaga capital estaba muy despejado y Casabermeja está solo a 15 minutos, así que Miguel me animó a que fuéramos.
Llevábamos varias semanas queriendo hacer la ruta, pero no pudimos hacerla antes porque estaban bajo cierre perimetral por una incidencia acumulada por COVID que los situaba en nivel de riesgo extremo.

Durante la ruta hubo intervalos nubosos que tapaban el sol, pero el tiempo fue mucho mejor de lo que yo esperaba y cuando no estaba nublado hacía incluso calor.

Aparcamos el coche (coordenadas: 36.895100, -4.431255) y nos pusimos en marcha.

Anduvimos por el pueblo hasta salirnos en una zona conocida como «La Rajilla», cruzada por un riachuelo y con muchas higueras que le daban mucho encanto al lugar.

Continuamos andando por este camino empedrado hasta llegar a la Fuente Alcubilla, mientras nos acompañaban las vistas del pueblo

Seguimos subiendo por el camino empedrado. Cruzamos por encima del arroyo y nos incorporamos a la carretera, aunque sólo anduvimos 100 metros por ella antes de salirnos a la izquierda para ver la siguiente fuente, llamada Fuente el Chorro.

Al lado de la fuente continuaba la ruta por un sendero con mucho desnivel y pedregoso. Es el único punto complejo de la ruta, sobre todo para quien portea.

Llegamos a una casa donde hicimos un pequeño descanso para disfrutar de nuevas vistas de Casabermeja.

El sendero nos llevó hasta una carretera que cruzamos, y continuamos andando por una pista forestal ancha. Tras 300 metros desde las vistas de Casabermeja, finalizó el tramo de subida. Habíamos estado ganando altura desde el principio de la ruta (aproximadamente 1.7 km).

Nos esperaba un tramo de algo menos de 2 kilómetros de bajada continua recorriendo un bonito campo de almendros que debe estar precioso en floración. Primero por una pista forestal de arena, y después caminando por camino de cemento.

A mitad de la bajada, el peque se quedó dormido y ya no se enteró de nada más de la ruta, a pesar de que nos quedaba uno de los puntos más llamativos.

Esa bajada continua nos llevó a la altura de la autovía. Tomamos una rotonda y un túnel que pasaba debajo de ella. Aunque esta zona no tiene mucho tráfico y tiene un arcén amplio, hay que ser cauto.

Pocos metros después de salir del túnel os recomiendo acercaros al río. No está señalizado y es fácil pasárselo. Nosotros nos guiamos por el sonido del agua.

Como he comentado, la noche anterior llovió mucho, y el río bajaba con mucha fuerza y arrastrando barro. Pudimos ver un salto de agua encajonado entre enormes bloques de piedra (ver el vídeo del final de la entrada).

Volvimos a la carretera pero durante apenas unos metros, ya que nos saldríamos por un un camino a la derecha, junto al río, que más adelante nos dejaría andando al lado de la autovía.

Cruzamos de nuevo por debajo de la autovía acompañados al principio del río, pero rápidamente pasamos a ganar altura por un camino de piedras mucho más empinado de lo que esperaba.

Debido a que habíamos bajado casi dos kilómetros de seguido, en el perfil de la ruta parecía que esta subida no era gran cosa, pero hay que avisar que en días de mucho calor puede ser realmente agotadora.

En plena subida encontramos otra fuente al lado de un cortijo abandonado: la Fuente Parras Viejas.

Tras aproximadamente un kilómetro de subida, el desnivel pasó a ser menos pronunciado y comenzaron a acompañarnos las vistas del famoso cementerio.

Ya sólo nos quedaba entrar de nuevo en el pueblo y visitar la última fuente, la Fuente Parras Nuevas.

Tras visitar esta última fuente, teníamos que volver al coche. Para ello recorrimos el pueblo, y hay que decir que es de todo menos tranquilo, entre coches pitando y perros ladrando… Aún así vimos casas muy bonitas y la preciosa Plaza de la Igualdad.

Con tanto ladrido, el peque se despertó y ya aprovechó para corretear por el pueblo.

Tardamos aproximadamente 2 horas y media en realizar toda al ruta. Creo que es de las rutas que mejor señalizada está: en cuanto llegas al cartel indicativo de inicio de ruta, en cada bifurcación hay una indicación. El considerarse fácil o moderada depende del estado físico de cada uno.

Como era la hora de almorzar, tras cambiar al peque de ropa en el coche (que acaba siempre sudado por ir pegado a mí) y cambiarme yo también de ropa, fuimos a almorzar al Restaurante La Posada.

Es un lugar de lo más curioso ya que son como varias casas unidas entre ellas, por lo que almuerzas en la sala que te toque. Por cierto, dejan entrar perros sueltos (no dentro de transportín, como llevábamos a Luna). Lo aviso para quien tenga perro lo sepa, y también para quien no quiera comer al lado de un perro, si es que le toca uno en su sala.

Tardaron un poco en empezar a traer la comida, pero una vez que lo hicieron los platos vinieron bastante seguidos. Los camareros eran muy amables. Pedimos que el huevo frito de las migas estuviera poco hecho para poder mojar, y como la primera vez venía muy hecho, la camarera nos trajo otro huevo (que esta vez sí estaba en su punto) sin ningún coste añadido.

Salvo las migas completas, los platos que pedimos eran más caros (estaban fuera de carta), por lo que la cuenta fue bastante alta. Las migas (no son las típicas de trozos gordos de pan pero aún así estaban jugosas), el pulpo a la brasa y el codillo (del tamaño más enorme que he visto en mi vida) estaban buenos. De postre pedimos tiramisú y tarta de queso (el tiramisú estaba bastante mejor que la tarta, que estaba un poco quemada aunque jugosa por dentro, pero le faltaba algo más de confitura o mermelada para acompañar).

Al traer la cuenta traen dos rosquillas y licor de membrillo. La cuenta fue de aproximadamente 51 €.

Os dejo con la flora que se disfruta en plena primavera en la ruta.

Y fotos de los «bichitos», incluido el que porteo a la espalda, y que va la mar de a gusto durmiendo… 😛

Aquí tenéis un pequeño vídeo resumen de la ruta.

Os recomiendo que leáis las entradas: Consejos para hacer senderismo y Consejos para hacer rutas porteando.

Podéis ver más fotos, pinchando aquí.

Podéis descargar el track aquí.

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

2 comentarios en “RUTA DE LAS FUENTES DE CASABERMEJA

  1. Hola Sara y familia!!!
    Hoy hicimos esta ruta. Por suerte ha sido un día nublado y hemos disfrutado mucho de la excursión.
    Los almendros no estaban en flor y las fuentes no tenían agua pero hemos comida unas almendras buenisimas.
    Gracias por hacer tan fácil disfrutar del tiempo de ocio.
    Hasta pronto
    Isabel.

    Me gusta

    • Que extraño, porque desde la carretera si que se ven muchos almendros en flor por la zona y pensé que estarían en su momento.
      Con la de semanas de sequía que llevamos no me extraña que las fuentes estuvieran secas…
      Me alegro que disfrutarais de la ruta.
      Un saludo.

      Me gusta

Responder a Isabel Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.