DÍA 2: FROST MUSEUM

Aunque estábamos despierto gracias al peque a las 6 de la mañana, no salimos de casa hasta las 10 porque necesitábamos que mi cuñado nos activara con su cuenta el Sunpass, imprescindible para moverse por las autovías de Florida.
Para nosotros era mucho más cómodo usar su cuenta que registrarnos de nuevas.
El peque se quedó con mi madre. Se suponía que las mascarillas eran obligatorias para entrar en el museo para personas mayores de dos años. En España es obligatorio a partir de los seis años. Él no ha llevado nunca ni las soporta… Así que no podía venir.
Salimos de casa y nos dirigimos al Frost museum. El camino para llegar fue bastante complejo porque son carreteras con muchos carriles que se bifurcan, y al ser casi paralelos, no te das cuenta de que te has equivocado hasta que es tarde.
Además había muchísima policía por todos lados.
Tras media hora llegamos al Frost museum.
Ojo porque te clavan la increíble cifra de 15$ por el aparcamiento y no aceptan efectivo. Eso sí, tarifa plana para todo el día, pero nosotros no íbamos a amortizarlo.
Tras dejar el coche subimos al museo.


Al sacar la entradas tienes que elegir a que hora quieres el pase para planetario. Cómo eran cerca de las 11, decidimos esperar al pase de las 11:40. Vimos las salas de la planta baja mientras tanto. Una sobre imágenes de peces bajo rayos X, otra sobre la piel (de animales y personas) con un apartado dedicado al racismo a lo largo de la historia.
En la sala «El poder de la ciencia» lo más llamativo era un suelo que se iluminaba al pasar y un acuario.


Estábamos casi solos en el pase del planetarium. Es lo bueno de ir entre semana. El video era un paseo por los planetas de nuestra galaxia.
En la segunda planta se encuentra la parte para nosotros más espectacular, un enorme ventanal redondo al acuario del museo y varias peceras con medusas.

En la segunda y tercera planta se encuentra Melab. Recomiendo verlo en ese orden y no al revés como hicimos nosotros. Esas dos salas de Melab son un acercamiento de la ciencia sobre todo a los niños.
La tercera planta, además del Melab tiene la continuación del acuario. Aparte del ventanal principal redondo, encontramos varios más muy bonitos.
En esta planta también encontramos una sala dedicada al vuelo, con explicaciones por ejemplo de cómo vuelan algunos animales e insectos.

La cuarta planta está al aire libre. Lo más llamativo es el aviario donde poder ver muy de cerca algunas aves y un tanque donde poder tocar manta rayas.
Tiene una sala llamada River of Grass con lo que se supone que es una recreación de un río pero no entendimos muy bien su funcionamiento.


En la misma zona donde en las plantas 2-3 estaba Melab, en la planta 4 hay una sala dedicada a los mamuts.
Desde esta cuarta planta hay también bonitas vistas.
Se nos hacía tarde para volver a casa de mi hermana para almorzar, así que dimos por acababa aquí la visita.
Aunque el museo me gustó, me parece un robo el precio de la entrada. (30$)
La tarde la dedicamos a estar con la familia y el peque.

DÍA 3: HOSPITAL NICKLAUS – VIAJE DE IDA AL CENTRO ESPACIAL KENNEDY

ÍNDICE DEL VIAJE

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.