RUTA MINA DEL SAPO – CASA DE LA MINA (SIERRA DE AGUAS)

Provincia: Málaga
Población: Carratraca
Tipo de recorrido: Semi-Circular
Recorrido: 5.19 Km
Desnivel acumulado: 266 m
Dificultad: Moderada
Época recomendada: Primavera
Fecha de realización: 11/04/2021

Esta ruta la decidimos casi sobre la marcha. El pronóstico era de lluvia todo el fin de semana, así que descartamos ir al campo. El sábado no llovió, pero el domingo nos levantamos con un sol radiante y ni un atisbo de nubes. Aunque era más tarde de lo que solemos salir, cogimos el coche y fuimos a hacer esta ruta. Según nos acercábamos, más se nublaba el cielo hasta llegar al destino bajo un denso manto de nubes (aquí el tiempo era mucho peor que en Málaga capital).

No había hueco donde dejar el coche al inicio de la ruta (ya que había tres coches aparcados de gente que también la estaba haciendo), así que tuvimos que buscar hueco un poco más atrás. Éstas son las coordenadas de donde hay más sitio: 36.841655, -4.764444.

Comenzamos caminando por una pista forestal pedregosa, amplia, rodeada de eucaliptos y con continuo desnivel positivo que rápidamente nos hizo entrar en calor y comenzó a dejarnos bonitas vistas de los campos verdes.

Este camino nos llevaría a nuestro primer objetivo: un pequeño salto de agua. Para ello abandonamos la pista forestal y cruzamos por el arroyo, después giramos a la derecha y llegamos. El sitio tenía mucho encanto.

A partir de este punto la ruta cambió. Ya no andábamos por pista forestal sino por un sendero muy estrecho y pedregoso con el que rápidamente, curveando, ganamos altura. Algunos tramos eran sencillos, pero otros presentaban cierta dificultad.

El cielo se despejó un rato y nos dejó disfrutar de las vistas y de la panorámica de los molinos de viento.

Tras el tramo de 800 metros de subida continua, por fin llegamos a la conocida como Casa de la Mina. Y es que toda esta zona se conoce como la Mina del Sapo, de donde se sacaba cromo y níquel.

El peque investigó por dentro el antiguo cortijo, disfrutamos de las vistas y pusimos camino de vuelta por el mismo camino.

Al llegar de nuevo a la altura del río, de nuevo se nubló (quizás debería haberlo tomado como una señal). Por hacer la ruta circular, en vez de lineal como hizo ZENderista, tiré de mapa topográfico y elegí un camino alternativo… ¡MAL!

Al principio íbamos por una pista forestal con desnivel positivo que nos dejaba unas bonitas vistas. Esta pista desembocaba en un sendero que nos llevaría a la carretera en la que dejamos el coche. La salida del sendero era delicada por el desnivel y el terreno…

Pero pronto pasamos a andar por un camino estrecho y muy bonito rodeado de vegetación. Fue un poco más adelante cuando, metro a metro, me fui arrepintiendo de mi decisión.

A un desnivel bastante pronunciado se sumaba un terreno terriblemente complejo: irregular, con socavones, corrimientos y piedras sueltas, que cargaban las piernas una barbaridad. Un bastón me hubiera sido de muchísima ayuda aquí.

A pesar de las bonitas vistas, este tramo de sólo 500 metros se me hizo eterno, y al portear casi 13 kilos de niño dormido, debía bajar con especial cuidado y cargaba los cuádriceps muchísimo.

Cuando por fin llegamos a la carretera fue todo un alivio. Ya sólo nos quedaba caminar durante 200 metros para llegar al coche.

Sinceramente no recomiendo hacer este camino de vuelta; es mejor ir y volver por el mismo camino.

La califico como moderada por los tramos de sendero (tanto para llegar a la Casa de la Mina como por el camino de vuelta), pero si únicamente se visita el salto de agua y se vuelve por el mismo camino, aunque tiene desnivel, se puede considerar fácil.

Encontramos algunas parejas en la ruta (los dueños de los coches) pero era gente educada, que se ponían la mascarilla al cruzarnos y que hablaban a un volumen normal. Así que pudimos disfrutar de la tranquilidad de la montaña en esta ocasión.

Como salimos tarde y no sabíamos cuanto tardaríamos en hacer la ruta, preferimos volver a casa para almorzar. Con el problema del COVID muchos sitios tienen aforo limitado y siempre reservamos antes de ir. En este caso, al ser todo improvisado, preferimos no arriesgarnos. Tardamos aproximadamente dos horas y cuarto en hacer la ruta.

El peque recorrió algunos tramos de pista forestal y cotilleó dentro de la casa de la mina.

Aquí tenéis un pequeño vídeo resumen de la ruta.

Os recomiendo que leáis las entradas: Consejos para hacer senderismo y Consejos para hacer rutas porteando.

Podéis ver más fotos pinchando aquí.

Podéis descargar el track aquí.

Donar PayPal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.