RUTA PUERTA DE MARBELLA – RÍO GUADALEVÍN – SENDERO TOCA-TOCA

Provincia: Málaga
Población: Ronda
Tipo de recorrido: Circular
Recorrido: 8.24 Km
Desnivel acumulado: 165 m
Dificultad: Fácil
Época recomendada: Primavera
Fecha de realización: 27/03/2021

Después de toda una semana de sol radiante, llegaba el fin de semana y nos esperaban varios días de nubes altas. Esas nubes no traen lluvia pero dejan el cielo completamente blanquecino, lo cual mata los colores, dejándolo todo grisáceo. Lo único bueno de esta circunstancia era que no nos quemaría el sol, ya que casi el 100 % la ruta discurre al raso.

Aviso para quien quiera hacer esta ruta y le dé la vena improvisadora: no lo hagáis. Aparcamos el coche en un carril de tierra (coordenadas: 36.942288, -4.916744). La ruta que tenía descargada cruzaba la carretera y más adelante volvía a cruzarla. Como desde la imagen satélite se veía perfectamente un camino que llevaba hasta allí sin tener que cruzar por la carretera, decidí tirar por él. El problema es que ese camino desemboca en el río, que se puede cruzar con el coche pero no andando, ya que os mojaréis completamente los pies. Miguel estuvo investigando un poco la zona y encontró a 50 metros río abajo una endeble pasarela de madera que nada más ponerle un pie encima se tambaleó entera, así que descartamos esa opción. Volvimos de nuevo al aparcamiento y desde ahí seguimos ya la ruta original. Os comparto el track limpio.

Como os he comentado, cruzamos la carretera y anduvimos por un camino de tierra. Después tuvimos que subir a la altura de la carretera por una zona algo escarpada, pero apenas eran unos metros. Había que caminar por el arcén de la carretera, pero serían sólo 200 metros.

Pasamos al lado de un almacén al aire de libre de materiales de construcción y giramos a la derecha. A partir de ese momento, dejábamos atrás el bullicio de la carretera para adentrarnos en un agradable camino entre campos de cultivo.

Poco a poco el camino de tierra sin desnivel pasó a ser un sendero amplio y pedregoso que aumentaba poco a poco de desnivel, teniendo un kilómetro de subida constante pero asumible.

Encontramos un zona completamente embarrada que nos complicó bastante el paso, porque aunque al principio se podía pasar por el centro, después no nos quedó mas remedio que tirar de piernas largas y, agarrándonos con muchísimo cuidado a la alambrada de espino, abrir las piernas lo más que pudimos para no pisar las zonas donde el barro estaba fresco y podíamos hundirnos.

Cuando llevábamos más o menos 3.5 km, nos tocaba bajar casi de golpe todo lo que habíamos subido por un terreno muy pedregoso.

Esta bajada nos dejó en el final de la ruta de la Puerta de Marbella (Vía Pecuaria: Cordel de Camino de Pescadores) y a la altura del río Guadalevín, el cual llevaba muy poca agua. Ojo, porque tenéis que cruzarlo por un puente que pasa por encima de él. La tendencia es continuar por la Puerta de Marbella.

Tras cruzar el río, nos tocaba subir de golpe todo lo bajado. Fueron 500 metros sólamente, pero bastante intensos por el desnivel y el terreno. Aún así, nuestro peque se animó a subirlos como un campeón.

Tras esa subida, hay que salirse a la derecha por una angarilla. Ojo, porque de nuevo la tendencia es a seguir por el camino de tierra. A partir de ese momento pasamos por varias angarillas y puertas hasta el final de la ruta. Ese desvío nos introduce de lleno en un precioso encinar.

Poco a poco empezamos a ver de lejos Ronda, la cual nos acompañaría hasta llegar al coche.

El sendero entre encinas que no tenía desnivel empezó a descender poco a poco y pasamos de un sendero a un camino de tierra.

Ya cerca del coche pasamos por un vado por encima del río que nos deja una bonita estampa gracias al árbol a ras de su cauce, y descubrimos el motivo por el que ese sendero que recorríamos de vuelta se llama «Toca-Toca». Nunca me lo hubiera imaginado, la verdad… 😀

Dedicamos menos de 2 horas y media para hacer la ruta.

La califico como sencilla porque la mayor parte del tiempo andamos por pista de tierra o senderos amplios, pero hay que tener cuidado en el tramo que subimos a la carretera y andamos por ella, estar pendiente de los desvíos y, si encontráis charcos de barro como nosotros, ser prudentes al cruzarlos. Y los dos repechos que hay en la ruta pueden ser un poco cansados para personas no acostumbradas a la montaña, pero nada que no se pueda solucionar subiendo despacio o descansando cuando se necesite. Aunque son 8 kilómetros, el terreno es de rápido avance.

Os dejo con una increíble foto que hizo Miguel de un saltamontes y la flora de la que se disfruta en primavera.

Almorzamos camino a casa en un lugar que ya conocemos: El Mesón de Diego. Un sitio que no es nada barato, pero cuya calidad suele ser muy buena.

Pedimos croquetas (ojo porque no están hechas con bechamel sino con patata, lo cual es un poco desconcertante, aunque están buenas), pulpo a la gallega que estaba bastante tierno, al igual que el secreto ibérico. Los postres ambos estaban muy buenos: tocino de cielo y Brownie con helado de vainilla. La multa: más de 50 €.

Aquí podéis ver el pequeño vídeo resumen de la ruta.

Os recomiendo que leáis las entradas: Consejos para hacer senderismo y Consejos para hacer rutas porteando.

Podéis ver más fotos aquí.

Podéis descargar la ruta pinchando aquí.

Donar PayPal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.