RUTA LAGUNAS DE CAMPILLOS

Provincia: Málaga
Población: Campillos
Tipo de recorrido: Circular
Recorrido: 12.67 Km
Desnivel acumulado: 45 m
Dificultad: Fácil
Época recomendada: Primavera
Fecha de realización: 27/02/2021

Llevábamos ya dos semanas de cielos plomizos lo cual no es habitual en la famosa «Costa del Sol», pero visto que era el tiempo común en toda la provincia, y que aún no podíamos salir de Málaga por las medidas anti COVID-19, no me quedó más remedio que fastidiarme.

El lugar elegido fue Campillos, íbamos a visitar las lagunas que se encuentran en este pueblo.

Aparcamos el coche (coordenadas: 37.048222, -4.832866, hay que entrar por el desvío del lateral de la carretera) y a pocos metros encontramos la primera laguna: Laguna Dulce. Es la de mayor tamaño y la primera en la que pudimos ver flamencos. Esa laguna, al ser tan grande, refleja el color del cielo y en un día despejado tiene un precioso color azul, pero nosotros tuvimos que verla grisácea.

Tras recorrer 500 metros llegamos a la carretera que tuvimos que cruzar para continuar la ruta. Una patrulla de la Guardia Civil nos vio y se paró a nuestro lado. No voy a negar que una siempre se pone nerviosa cuando la policía se para a su lado, pero simplemente querían ayudarnos a cruzar la carretera con más seguridad. Un detalle por su parte, la verdad.

Una vez cruzada la carretera giramos a la izquierda para hacer la circular que nos llevaría por todas las lagunas. Era un paseo agradable, por una pista forestal amplia y sin grandes desniveles, rodeada de olivos y verdes campos de cultivo, aunque con un penetrante olor a estiércol.


Si no queréis hacer una ruta de 12 kilómetros sino una mucho más corta, indico con un waypoint «Alternativa vuelta» para poder hacer una circular mucho más corta visitando sólo dos lagunas de las seis que hay.

Tras aproximadamente 2 kilómetros, llegamos a la siguiente laguna: Laguna del Cerero. Primero la vimos desde arriba, y con el zoom del objetivo de la cámara réflex pudimos ver un poco más de cerca los flamencos.

Tras verla desde arriba, continuamos andando al lado de ella. El peque decidió estirar un rato las piernas corriendo por la pista de tierra. Aquí, en algunos tramos, el terreno se embarraba un poco.

Poco a poco el camino se hizo más estrecho, mientras nos acompañaban enormes campos verdes, y continuaba embarrándose a tramos, lo que complicó mucho la vida a unos chavales con motos de campo que se quedaron encallados en el barro.

El camino no paraba de cambiar según caminábamos: a veces más ancho, a veces apenas una tira de tierra, y en un tramo al lado de la Laguna Camuña, andábamos por tierra removida por los tractores, lo que hacía el progreso muy incómodo.

La laguna Camuña se encontraba lejos y sin claro acceso hasta ella, así que la vimos de lejos.

Tras el tramo más complejo de tierra removida, pasamos a un terreno más amigable. Teóricamente deberíamos haber cogido otro sendero según los tracks que llevaba, pero no vi ese supuesto camino y el que tomamos (una amplia pista forestal rodeada de almendros) llevaba al mismo punto, la cual también cogimos por comodidad, porque los tracks pasaban por la tierra removida de los campos de cultivo.

Para llegar a la siguiente laguna, teníamos que cruzar unas vías de tren y recorrer un tramo de 300 metros por carretera.

La Laguna Capacete la vimos desde dos perspectivas: a ras de agua (ver el vídeo de final de la entrada) y después subimos una pequeña loma para verla entera.

Tras ver esta laguna volvimos sobre nuestros pasos. El track original continuaba por la carretera, pero yo prefería evitar al máximo andar por ella, así que cruzamos de nuevo la vía del tren y caminamos lo máximo que pudimos por pista forestal hasta que finalmente no nos quedó más remedio que incorporarnos a la carretera y recorrer 700 metros por ella.

Mientras la recorríamos paramos a visitar nuestra penúltima laguna: Laguna Redonda, donde pudimos ver a los flamencos bastante más «cerca» que en las otras, aunque todos estaban distraídos comiendo o durmiendo.

Por fin, tomamos una salida a la derecha en busca de la siguiente laguna: Laguna Salada, a la cual nos acercamos poco a poco y en la que disfrutamos del vuelo de una gran bandada de garzas.

Aunque la mayor parte estaba cerrada por la vegetación, encontramos algunos puntos donde poder acercarnos un poco al agua y poder ver los flamencos más cerca que en todas las demás.

Esta laguna era también muy grande y pasamos un rato rodeándola mientras observábamos cómo el camino pasaba de ser un camino de tierra a un sendero pedregoso, y finalmente caminar por el lateral de un campo de cultivo.

Entre la Laguna Camuña y la Laguna Salada el peque se echó su siesta mañanera, así que despertó con mucha energía para recorrer casi todo el tramo de final de la ruta por su propio pie: un camino creado por las ruedas de los tractores. Poco a poco empezó a aparecer ante nuestro ojos el pueblo de Campillos.

Tras poco menos de 13 kilómetros y aproximadamente 3 horas 45 min, llegamos al coche.

Era la hora de almorzar, así que estando en Campillos decidimos ir a un sitio que conocíamos de la Ruta del Parque Eólico: El Restaurante Paula.

Fuimos a lo seguro con los chanquetes con huevos fritos, y después pedimos, por probar, berenjenas fritas con miel de caña (las ponen en bastones, yo las prefiero en rodajas y más crujientes) y presa ibérica (buena de sabor pero la hicieron demasiado para nuestro gusto). Los postres sí estaban buenísimos los dos: mousse de chocolate blanco y tarta de queso con carne de membrillo. Nos pusieron varios licores al traer la cuenta, que fue de algo más de 41 €.

Aquí podéis ver el pequeño vídeo resumen de la ruta.

Os recomiendo que leáis las entradas: Consejos para hacer senderismo y Consejos para hacer rutas porteando.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Podéis descargar la ruta pinchando aquí.

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.