PASEO POR EL RÍO GUADAIZA

Provincia: Málaga
Población: Benahavís
Tipo de recorrido: Lineal
Recorrido:  3.21 Km
Desnivel acumulado: 66 m
Dificultad: Fácil
Época recomendada: Después del verano
Fecha de realización: 12/09/2020

Este lugar lo conocíamos porque ya vinimos en 2016 a hacer el río Guadaiza.

A pesar de que fue una ruta muy dura y yo acabé muy magullada, recordaba que el inicio de la ruta fue sencillo, discurriendo por un entorno bonito.

Aunque estamos a mediados de Septiembre, hacía 31 ºC, por lo que ir de senderismo ordinario estaba descartado. Por ello, me decidí por esta ruta donde poder refrescarnos.

Ojo, porque han hecho obras y no es intuitivo llegar al inicio de la ruta. Hay que llegar por carretera hasta las coordenadas 36.526100, -4.992744 y cruzar el puente que pasa por encima del río. Nada más cruzar el puente hay que salirse a la derecha (y no seguir subiendo por la carretera), entrar en la pista de tierra que baja dando un rodeo, pasa por debajo del puente y luego sube hasta la presa, que se encuentra a unos 2 km, en las coordenadas 36.538277, -4.995611.

Una vez aparcado el coche, nos dispusimos a comenzar. Había más gente de lo que me gustaría (cosa que evito normalmente, pero ahora con el COVID aún más). Por suerte se quedaron en los alrededores de la presa y no fueron más allá. Aunque hay carteles informando de que está prohibido el baño de perros y personas en la presa, encontramos muchísimos canes haciendo largos.

Pasamos por encima de la presa y continuamos por la pista que nos lleva a una tubería que desemboca en ella. Cuando vinimos la primera vez, llevaba mucha agua. Íbamos preparados con el calzado de río por si teníamos que mojarnos los pies, pero en esta ocasión se podía pasar fácilmente por encima de las piedras sin mojarse.

De todos modos, hago hincapié en que si no vais justo después de los meses más veraniegos como nosotros (Septiembre a ser posible), es muy probable que encontréis mucha agua y debáis mojaros el calzado.

Septiembre 2020:

Junio 2016:

Superada esta zona nos tocaba un pequeño repecho mientras en todo momento tomamos las bifurcaciones a la derecha que nos acercaban al río. Duraba apenas 100 metros y después el terreno era llano y cómodo.

Aproveché esta zona para que el peque estrenara su nuevo calzado de montaña.

Y diera sus primeros pasos en el campo.

Tras un breve rato andando, decidió tirarse al suelo a jugar con las ramas y las piedras, que es lo que más le gusta, por lo que me tocó echarlo de nuevo al porteador. Teníamos que llegar a la poza.

La zona era muy bonita, casi todo el tiempo a la sombra con preciosos ejemplares de alcornoques y encinas.

Tras un kilómetro de ruta, llegamos a la primera mini poza: una represa natural donde poder mojarnos un poco los pies.

En este lugar se respiraba tranquilidad.

Continuamos hacia la siguiente poza, que sí era más profunda. Aquí el terreno se complicaba un poco en cuando a irregularidad y desnivel (algo que se nota mucho cuando se portea), pero después de tantos kilómetros con el peque se lleva bien, y en condiciones normales no presenta ninguna complicación. Aún así, prefiero comentarlo.

Pasamos por un riachuelo, que se puede superar sin mojarse los pies, y después por un río de piedras. A estas alturas ya andaba cargando a Luna y al peque.

Por fin, 500 metros después de la mini poza, llegamos a la poza profunda. Se podía acceder sin problemas y según avanzabas iba haciéndose más honda. No me llevé la cámara de agua por lo que no pude hacer fotos, pero estaba llena de peces. El agua estaba bastante fría.

Al peque no le importó la temperatura del agua y se volvió loco jugando y salpicando con ella. Nuestra Luna y Miguel, como a ninguno de los dos les gusta meterse en agua fría, se quedaron fuera.

Luna va camino de los 15 años y se le nota cada día más. Ya apenas ve, por lo que cuando hay mucha claridad, terreno muy irregular o con grandes piedras, va muy lenta y frena si tiras de ella. Por eso, una buena parte de esta ruta la tuve que cargar en un brazo. A partir de ahora sólo podremos llevarla a rutas exclusivamente de pista forestal o senderos sin complicación.

El camino de vuelta fue por el mismo sitio, pero aprovechamos para disfrutar de las vistas del pantano a la vuelta.

Como es un paseo cortito, a la hora de comer ya estábamos en casa.

Os recomiendo que leáis la entrada Consejos para hacer senderismo.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Para descargar la ruta, pinchar aquí.

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .