RUTA SALARES – PUENTE ROMANO – CASA DE HARO

Provincia: Málaga
Población: Salares
Tipo de recorrido: Lineal
Recorrido: 4,83 Km
Desnivel acumulado: 251 m
Dificultad: Moderada
Época recomendada: Cualquiera
Fecha de realización: 02/02/2020

Hoy nos vamos a Salares a hacer una ruta. Tengo un recuerdo especial de este pueblo porque perdí mi cámara réflex aquí y un vecino me la devolvió. Es un pueblo lleno de encanto y recomiendo recorrerlo después de hacer la ruta.

Aparcamos el coche en su calle principal (coordenadas: 36.853633, -4.025422) y nos pusimos en marcha.

Recorrimos el pueblo hasta llegar al punto de partida de la ruta, el puente sobre el río Salares. Hay gente que afirma que es árabe, aunque yo me baso en la información de la Diputación de Málaga y el Ayuntamiento de Salares que dicen que es de origen romano. Lo cruzamos y comenzamos la ruta. Nada más comenzarla entramos en un precioso vergel.

Pasamos al lado de una fuente, pero al abrir el grifo descubrí que no tenía agua.

Rápidamente el terreno se vuelve pedregoso y con desnivel positivo, en algunos tramos un tanto pronunciado, lo que complica un poco el avance cuando se portean 9 kilos y medio. Aún así, todo está tan verde y se respira tanta paz que disfruto muchísimo del lugar.

Vamos superando varias subidas y bajadas, aunque mayormente es cuesta arriba y el entorno no deja de acompañar. Pasamos de bosques de inmensas encinas y quejigos a altísimos pinos.

Poco a poco vemos a lo lejos, a nuestra izquierda, nuestro objetivo: el Cortijo de Haro.

Antes de llegar nos espera un paso por una zona de roca viva y una última subida empinada a pleno sol. Hasta ese momento, habíamos estado a la sombra de la montaña.

El cortijo se encuentra en una zona muy bonita, aunque la tranquilidad se vio interrumpida por el ruido de la maquinaria de campo que se oía de fondo. Primero nos recibe una fuente: la Fuente de la Casa de Haro. Después subimos a visitar el cortijo.

El cortijo se encuentra completamente en ruinas, pero se puede identificar perfectamente dónde estaba el horno, dónde guardaban el ganado…

Continuamos un poco más hasta una balsa de agua para incendios que se encontraba unos metros más arriba (con su correspondiente cuesta), pero al llegar tuvimos que verla a través de la valla metálica. Aún así, desde aquí había unas bonitas vistas de Salares y Canillas de Aceituno.

Esta ruta forma parte de una circular, pero lo que quedaba era subir hasta un tramo de pista forestal y dar un rodeo amplio para volver. Como la mayor parte era pista, preferimos volvernos en este punto y estar de regreso temprano para almorzar. Ya sólo nos quedaba hacer el camino de vuelta.

Todo lo que había sido desnivel cuesta arriba, ahora lo era cuesta abajo y resbalaba más de lo que pensaba. Yo me apoyé en la mochila de Miguel para ir más segura. Recomiendo usar bastones a la vuelta, sobre todo si porteáis.

A la vuelta pudimos disfrutar de las vistas de Salares según nos acercábamos y pasar de nuevo por el puente romano.

Finalizamos el recorrido en el coche, puesto que íbamos a coger las cosas para ir directamente a almorzar. Sin embargo, os recomiendo que recorráis el pueblo, porque está lleno de rincones con encanto.

Luna comienza a ver cada vez peor, este año cumple 14 años y se le nota; hay que ir muy pendiente de ella, pero está aún en forma y hace las rutas sin problemas.

El peque, aunque tiene ya casi 9 meses, sigue durmiéndose en el porteador; le resulta de lo más relajante. Aún así estuvo despierto a ratos y pudo disfrutar del verdor de esta zona tocando un suavísimo musgo.

No había, según Google Maps, muchas opciones para elegir restaurante, ya que sólo aparecía el Mesón Los Arcos, así que allí nos fuimos a comer. Recortamos la ruta para llegar temprano a comer, porque no sabíamos qué íbamos a encontrarnos, pero estaba bastante tranquilo.

El sitio es muy normalito. Pedimos croquetas (venían 10, la mitad eran de cocido y la otra mitad de espinacas con piñones). De segundo, calamares fritos (que estaban muy tiernos) y secreto ibérico (muy grande, pero la carne era algo dura y con demasiado sabor a grasa). De postre, arroz con leche (bastante aceptable teniendo en cuenta que suelen ponerlos duros y demasiado líquidos en casi todos los sitios, aunque algo escaso) y flan (muy normal).

Tenían trona, aunque muy sucia. El servicio no fue especialmente rápido, pero hemos estado en sitios mucho peores. Los platos para servirnos eran muy bonitos. Por cierto, sólo abren los fines de semana. La cuenta: 32 €.

Os recomiendo leer la entrada: Consejos para hacer senderismo y la entrada Consejos para portear.

Para ver el listado de rutas porteando, pinchar aquí.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Para descargar la ruta, pinchar aquí.

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .