RUTA CASTAÑAR DE PUJERRA – BENTOMIZ

Provincia: Málaga
Población: Pujerra
Tipo de recorrido: Circular
Recorrido: 5.99 Km
Desnivel acumulado: 252 m
Dificultad: Fácil
Época recomendada: Cualquiera menos verano
Fecha de realización: 16/11/2019

Un año más visitamos el Valle del Genal. El año pasado no tuvimos suerte en Igualeja, así que esta vez nos fuimos a Pujerra.

Parte de esta ruta la hicimos en 2015pero en esta ocasión hicimos una ruta circular más amplia. En aquella ocasión, aunque fuimos casi en las mismas fechas, los castaños apenas tenían ya hojas. Estaban completamente ocres y con sus hojas en el suelo.

Esta vez hubo más suerte, no estaban ocres sino amarillos, pero mucho más bonitos.

Aparcamos el coche (coordenadas: 36.611844, -5.149577) y salimos del mismo punto de la vez primera.

En esta ocasión hacía muchísimo frío. Llegamos a 5 ºC con 30 kilómetros por hora de viento que hacía que la sensación térmica fuera heladora.

Subimos por una cuesta asfaltada que en esta ocasión no resbalaba.

Continuamos subiendo y pasamos al lado del mismo castaño anciano de la vez anterior. Os dejo fotos para que comparéis cómo lo vimos ahora, amarillo, y cómo estaba casi sin hojas en 2015.

Paseando por la zona pasamos junto a una pareja. El hombre no paraba de mirar a Luna. Al principio no me extrañó porque suele llamar la atención, pero nos adelantaron y seguía mirando hacia ella. Al final se me acercó y me preguntó si nuestra perra sale en un blog. Le contesté sonriendo que sí, y me dijo: “Se llama Luna, ¿verdad?” Me quedé realmente sorprendida de que no sólo la reconociera sino que ¡recordara su nombre! Parece que nuestra pequeña abuela es famosa… 😀

Pero no sólo a ese hombre le llamó la atención. Había un pequeño grupo de gatos negros que no le quitaban ojo. Siguieron observándola hasta que finalmente uno se acercó a olerla. Pensarían que era demasiado rara para ser una perra… 😛

Aunque hacía muchísimo frío, el día estaba soleado, y eso hacía que se vieran muy bonitos los castaños.

Pasamos por varias intersecciones, y en todo momento seguíamos subiendo y tomando los caminos de la derecha.

Poco a poco el desnivel aumentaba y el último tramo lo hicimos muy rápido para adelantar a un grupo grande de senderistas.

Al finalizar la cuesta desembocamos en una amplia pista forestal sin desnivel donde el viento cortaba, de lo frío que era.

En esta parte era llamativo ver las hojas de los castaños en horizontal por el viento, y el contraste de colores del bosque de castaños y de pinos.

Tras pasar varias intersecciones, giramos a la izquierda. A partir de este momento, hasta llegar a la carretera, no nos encontramos absolutamente a nadie.

Era una auténtica maravilla estar rodeados de castaños en silencio absoluto, sin ruido de vehículos ni gente gritando, únicamente el sonido del viento y el crujir de las hojas.

En este tramo poco a poco empezamos a cerrar la circular. Tomamos un sendero a la derecha cerrado por una cadena y entramos en una zona bastante inhóspita.

A lo lejos veíamos el precioso contraste de colores verdes y dorados mientras caminábamos por un sendero atestado de hojas y erizos de los castaños.

Había bastante desnivel y el terreno hacía un poco compleja la bajada, pero el precioso paisaje compensaba de sobra.

Tuve que llevar a Luna encima este tramo por miedo a que se clavara los pinchos de las bolas de las castañas.

Poco a poco el desnivel ya no fue tan intenso y de nuevo caminamos por un sendero amplio, sin tantas hojas, pero igualmente precioso.

El viento seguía soplando muy fuerte, por lo que andábamos rodeados del sonido de las hojas.

Según perdíamos altitud, los castaños se tornaban más verdosos y veíamos las lomas de alrededor. El Valle del Genal se caracteriza por constantes subidas y bajadas.

El sendero finalizaba en la carretera. No me gusta andar por las carreteras, pero en esta ocasión no había más alternativa y, como es la temporada alta de los castaños, son muchas las personas que van caminando por aquí, por lo que los vehículos ya están alerta.

Mientras caminábamos por la carretera veíamos a lo lejos Cartajima.

Durante todo el recorrido pudimos disfrutar de castañas y madroños, aunque Miguel tuvo que recoger muchas castañas  para encontrar algunas que no estuvieran malas por dentro, porque debía hacer mucho tiempo que cayeron al suelo…

Ya casi llegando al coche, nos cruzamos con un abuelo de Pujerra muy mayor que estuvo un rato charlando con nosotros y nos comentó que había visto muchísimos autobuses ese día pasar con gente que visitaba los castaños. Me alegré aún más de elegir esta ruta en la que pudimos disfrutar de silencio y paz.

El peque pudo tocar por primera vez las hojas de castaño y disfrutó mucho, pero nuestra Luna no lo pasó tan bien por el aire frío que tuvimos durante la ruta. En todo momento iba con su boquita cerrada. No le pusimos abrigo porque se encuentra muy incómoda con él, pero en esta ocasión le hubiera venido bien.

Tras la primera parte de la ruta, el peque se quedó dormido en el porteador y yo lo prefería así, porque pegadito a mí con la cara hundida en mi pecho estaba más calentito.

Con semejante frío, no nos planteamos comer de bocadillos. Como no había sitios en Pujerra que nos convencieran, decidimos buscar algún lugar en el camino de vuelta a casa. El sitio elegido: Venta La Laja.

El lugar tuvo sus luces y sombras. Tenía dos chimeneas encendidas, por lo que el ambiente era cálido, pero también acababas apestando a humo. De los tres camareros, dos eran amables pero una era bastante áspera y pasaba de nosotros cuando le pedíamos algo. Tenían un poco de descontrol. En cuanto a los platos: de primero pedimos sopa de picadillo y sopa de olla (que es lo mismo que la sopa de picadillo pero sólo con pan; un poco triste la verdad), y les faltaba un poco de sal. De segundo pedimos secreto ibérico y revuelto de patatas con lomo, que sí estaban buenos. El postre sin duda fue lo mejor: pudding de castañas y flan de almendras. Ambos muy buenos. La cuenta: 38 €.

Como curiosidad, aunque Luna iba como siempre dentro de su transportín, vimos varios perros sueltos dentro del restaurante.

Os recomiendo leer la entrada: Consejos para hacer senderismo y la entrada Consejos para portear.

Para ver el listado de rutas porteando, pinchar aquí.

Podéis ver más fotos pinchando aquí.

Para descargar el track, pinchar aquí.

Más rutas de castaños en Málaga:

– Castañar de Parauta
Castañar Sur de Pujerra
– Castañar de Genalguacil
– Castañar Oeste de Pujerra
– Castañar de Júzcar y Cartajima
– Castañar de Igualeja – Arroyo Granados
– Castañar de Yunquera
Castañar de Yunquera (Norte)
Castañar de Igualeja – Charco de la Cal

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog. Donar PayPal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .