CONSEJOS PARA HACER SENDERISMO EMBARAZADA

Tras publicar la entrada de rutas que hacer durante el embarazo, os comparto esta que son algunos consejos.
Esta entrada en realidad debe ser un complemento a la entrada habitual de Consejos para hacer senderismo.

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer cambia mucho, y es por ello que dedico una entrada concreta a esta situación. Lo divido en tres partes porque las condiciones son diferentes según el trimestre.

CONSEJOS PARA EL PRIMER TRIMESTRE:

  • Ropa.
    En principio en este trimestre no tiene por qué ganarse peso, por lo que se puede seguir usando la ropa de senderismo de siempre, como se menciona en Consejos para hacer senderismo.
  • Cómo afrontar la ruta.
    Aunque físicamente no nos veamos diferentes, el primer trimestre se caracteriza por sentir mucho cansancio. En mi caso, no avisaba: de repente se me acababa la batería y me inundaba el agotamiento. Es por ello que durante el embarazo debéis acostumbraros a descansar cada 60-90 minutos aunque no os sintáis cansadas.
  • Elección de la ruta.
    Como estaréis más cansadas, os aconsejo que os decidáis por rutas sin mucho desnivel, ya que es lo que más agota. Recomiendo que las rutas no superen nunca las 3 horas y media de duración, aproximadamente.
  • Comida y bebida.
    Yo tuve suerte y aunque sentí algunas náuseas, en el primer trimestre no sufrí demasiado con ellas, y apenas vomité algunos días. Aún así, durante la ruta debéis beber agua aunque no notéis sed y a media mañana comer algo. Yo recomiendo pistachos, porque son frutos secos que dan mucha energía y de los que menos engordan.

CONSEJOS PARA EL SEGUNDO TRIMESTRE:

  • Ropa.
    Para mí, superar las 13 semanas supuso todo un cambio. Poco a poco comencé a notar cómo mis pantalones de senderismo de siempre ya no me cerraban bien y me apretaban la barriga. Lo único que había ganado era un poco de contorno de cintura, pero todo lo demás seguía aún igual. Necesitaba unos pantalones que transpiraran, no apretaran, se secaran rápido y no se engancharan fácilmente con la maleza. Fui a Decathlon y me compré unos pantalones de la talla S con cintura elástica por 14 €. De este modo, me quedaban más holgados y tenía aún bastante margen para que la barriga creciera sin apretarme. Era una solución para el segundo trimestre que no supusiera un gran desembolso económico. El modelo era: “Pantalón cardio fitness negro hombre FPA120” (lo de que era de hombre, lo descubrí cuando me mandaron la encuesta de satisfacción del producto…  😀 ).Aunque donde primero noté el crecimiento de la barriga fue en los pantalones, a partir de la semana 22 las camisetas también se quedaron pequeñas y se me salía la tripa por debajo. Ahí descubrí que no existe ropa de deporte para embarazadas… Increíble… En Decathlon me dijeron que la gente usa mallas de embarazo y camisetas anchas para Pilates, para poder vestirse para practicar yoga o pilates (las mujeres normales no siguen practicando senderismo, supongo).
    Mi solución: compré camisetas de fitness de la marca Domyos que son transpirables, más largas que las de senderismo (para que tapen la barriga) y elásticas (para que den de sí y entre la barriga). La talla: M (una talla mayor a mi talla habitual) y por 10 € tenía solucionado el problema hasta ese momento.
  • Cómo afrontar la ruta.
    Normalmente en el segundo trimestre el cansancio extremo queda atrás, por lo que al menos del mes 4 al 5 se pueden hacer rutas algo más exigentes sin necesidad de pararse tanto a descansar. Recomiendo llevar siempre bastones por si acaso.
  • Elección de la ruta.
    Al estar menos cansadas podréis hacer rutas con un poco más de desnivel y mayor longitud, pero sin pasarse. Es posible que la barriga comience a pesar un poco.
  • Comida y bebida.
    Sigue siendo imprescindible que llevéis agua de sobra y siempre algo de fruta o frutos secos para tomar a mitad de la ruta. Es posible que el esfuerzo os haga tener más hambre.

CONSEJOS PARA EL TERCER TRIMESTRE:

  • Ropa.
    Se acabó el tener cintura. A partir del sexto mes, el contorno de la cintura crecía por días. Es normal, a partir de ese momento el tamaño del bebé se triplicará. Es por ello que de nuevo no me cabían los pantalones.
    En mi caso, lo que hice fue buscar unos pantalones de varias tallas superior al mío. Yo tengo una 36-38 y compré una 42 con cintura elástica y cinturón.
    El objetivo era que el pantalón quedara a la altura de la cadera y ajustármelo con el cinturón. Para que visualicéis un poco a lo que me refiero, os enseño un par de fotos. Los estuve usando hasta la última ruta que hice en la semana 38.
    Me reía porque me sentía como los hombres con mucha barriga que llevan el pantalón muy por debajo del ombligo con el cinturón apretándoles. En mi caso, por no tirar el dinero, elegí unos que le cupieran a Miguel para que, pasada esta fase, los usara él.
    Las camisetas, como las compré de una talla más y muy elásticas, seguía usando las del 2º trimestre, y en cuanto a los polares, aproveché los que eran más largos pero pronto empezó a hacer calor y no los necesité.
  • Cómo afrontar la ruta.
    Todo cambia en este trimestre. No sientes tu cuerpo como tuyo y la barriga cambia tu centro de gravedad y el nivel de cansancio.
    Es imprescindible utilizar bastones para asegurar el equilibrio y descansar en el momento que notéis molestias en la barriga. (Podéis sentir como latigazos en la zona del útero. Es el ligamento redondo que se resiente por el ejercicio y el peso).
  • Elección de la ruta.
    Igual que el segundo trimestre fue más laxo, en este trimestre es muy importante la elección de la ruta.
    No podéis decidiros por rutas con fuertes desniveles porque os agotaréis muchísimo salvo que tengáis experiencia en senderismo o estéis en buena forma física.
    Es importantísimo el tipo de terreno. Nada de zonas rocosas o con piedras sueltas. Vuestro centro de gravedad está cambiado por la barriga, por lo que podéis perder el equilibrio. Además, los ligamentos están más laxos por el efecto de las hormonas como la progesterona, los estrógenos y sobre todo la relaxina, así que es más sencillo que os lesionéis.
    En esta última fase del embarazo ir al campo es simplemente para pasear y desconectar.

Todo lo que explico en esta entrada se basa en mi experiencia, no pretende sentar cátedra y por supuesto cada mujer y embarazo es un mundo, por lo que debéis escuchar siempre vuestro cuerpo que es sabio y os dirá cuando parar.

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .