EL COTO LAS CANTERAS Y NECRÓPOLIS DE LAS CUEVAS – OSUNA

Osuna es uno de los pueblos más bonitos de Sevilla. Vinimos a visitarlo hace algunos años y en este caso volvimos para descubrir un monumento que desconocía: El Coto Las Canteras (coordenadas: 37.243322, -5.099866). El aparcamiento es teóricamente gratuito, pero hay un hombre con ropa de aparca-coches que pide la voluntad…

Su origen es muy antiguo. Se utilizaba para extraer sillares de piedra para construir los principales monumentos de Osuna, y posteriormente, viviendas. Los vecinos tenían acceso gratuito al material y únicamente debían pagar al cantero para que extrajera los bloques de piedra.

El principal atractivo del lugar es su puerta principal. En ella observamos una capa de roca muy dura (cuarcita) en la parte superior, y por debajo, roca arenisca calcárea tallada. Aunque por la estética pueda parecerlo, las imágenes talladas se hicieron en 2004. Representan a dos tocadores de cuerno de 5 metros de altura y 60 cm de profundidad con vestimenta romana, y en el centro entre ellos, el escudo de Osuna. El escudo está ligeramente modificado para que la torre central se asemeje a la puerta principal del Coto Las Canteras.

Como curiosidad, los dos osos que aparecen en el escudo se deben a que, según la tradición, el nombre de Osuna se deriva de la palabra “Urso” que significa “Oso” en latín; sin embargo hay estudios que señalan que no existía esa especie en esta zona y que el origen de Osuna es “Urtza” que significa “Tierra pantanosa” (por algunas lagunas que se encuentran en la zona), y que el nombre actual es culpa de un malentendido lingüístico que dura siglos.

Como la primera capa de la montaña era de cuarcita, la cual es una roca sumamente dura, al encontrar arenisca en las capas inferiores, lo que hicieron fue tallar la montaña por dentro a modo de mina, dando lugar al edificio que visitamos hoy en día.

En su interior encontramos un mural de 110 metros cuadrados. La temática escogida es la vendimia, la cual representa la recogida del fruto con esfuerzo como metáfora del esfuerzo de Jesús Ramos para mantener una cantera de tales dimensiones. Se representa un agricultor turdetano, su hijo (comiendo uvas) y su mujer embarazada. En la parte alta se encuentran los apellidos de sus propietarios con sus correspondientes escudos heráldicos (Ramos – Lobo).

Como curiosidades, observar cada detalle de la escultura, como que las uvas de los racimos tienen ojos, que hay un lince dentro del cesto, las diversas aves, la ardilla entre las vides o los unicornios de los laterales.

Posee una pequeña colección de aperos e instrumentos de labranza que uno de los visitantes, un hombre bastante mayor que se crió en el campo, se apresuró a explicarnos de forma espontánea uno por uno.

En la zona externa podemos encontrar varias esculturas más, como un carnero y un león, y disfrutar de las formaciones que han creado tallando la roca. El león, tallado en un bloque de de 52 toneladas, en principio iba a ser una reproducción de un león ibérico (que suele adoptar una pose tumbada), pero al tener la roca en la que se talló una forma piramidal, decidieron hacerlo sentado en vez de tumbado para adaptarlo mejor.

La visita se realiza en poco más de media hora. Dimos un paseo por fuera del recinto para ver el resto de las canteras y nos recordó mucho a la ruta Canteras de Cantillo en Málaga.

Podéis hacer una visita guiada, que cuesta 2 € por persona. Hoy en día este recinto se utiliza también para la celebración de conciertos, eventos y bodas, así que ojo porque hay muchos días (especialmente los viernes, sábados, domingos y festivos de primavera y verano) que no se puede visitar, precisamente porque se usa para estas celebraciones. Podéis consultar los días de visita en su web: http://www.elcotolascanteras.com/visitas/

Muy cerca de aquí se encuentra la Necrópolis de las Cuevas (coordenadas: 37.240711, -5.091000). Son de libre acceso y se pueden visitar a lo largo de toda la carretera. Para verlas hay que acceder a su interior, que tiene techos abovedados, y donde se ven perfectamente separados cada uno de los nichos.

Las tumbas más antiguas proceden de la época visigoda. Por desgracia, al estar abiertas al público, han sido saqueadas a lo largo de los años y también están expuestas al incívico ser humano que deja aquí su basura…

Así finalizamos esta visita a estos dos monumentos tan curiosos que nos hacen viajar al pasado.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Visita realizada el 09/03/2019

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .