CUEVA DE ARDALES

No hay visita auténtica de Ardales sin visitar su cueva. Por desgracia, tal y como lo tienen organizado, es complicado poder ver ambos lugares (la cueva y el castillo) en el mismo día, porque hay demasiadas horas entre una visita y otra (si haces una por la mañana y otra por la tarde) y no hay tanto que ver en el pueblo como para llenar ese hueco intermedio. Tras la visita al pueblo de Ardales y su castillo, volvimos otro día para ver la cueva.

Para poder visitarla, hay que concertar cita. No hay visita todos los días y ni siquiera todos los fines de semana; además, los grupos son muy reducidos, por lo que hay que llamar con bastante tiempo de antelación. Nosotros necesitamos tres semanas para poder encontrar un hueco.

Les escribí para solicitarles fotografías de la cueva, pero me exigieron un escrito formal enviado por correo ordinario, que estudiarían mi blog para ver si era lo suficientemente riguroso, y que ya me responderían (vamos, que seguir todos los trámites no me aseguraba nada). Así que os comparto fotos que ya existen en Internet para que os hagáis una idea.

Nos presentamos a las 10:15 en el Centro de Interpretación donde se paga la entrada de 10 € y se visita el museo que ya conocíamos de nuestra anterior visita a Ardales.

A las 10:30 pusimos rumbo a la cueva, cada cual en su coche. Hay una distancia aproximada de 4 km y se tarda algo menos de 10 minutos en llegar siguiendo al guía por una pista forestal no siempre en buen estado (coordenadas de la cueva: 36.872874, -4.828984).

Al llegar, Gerardo, el hombre que nos hizo de guía, nos dio unas linternas y comenzamos la visita. El único requisito era llevar un buen calzado de agarre. En el interior suele haber una temperatura constante de 16-17 ºC.

Nada más acceder, bajamos por unas escaleras y nos encontramos una imponente columna iluminada, rodeada de coladas de manganeso que brillaban como la purpurina por los cristales de calcio.

Imagen obtenida de la web  http://www.tripadvisor.es

Allí nos explican un poco el origen de la cueva y la labor de Trinidad Grund para darla a conocer entre la burguesía. En esta sala central hay muchos charcos, ya que es una cueva aún viva, y comprobamos que el agua de los mismos tiene la misma temperatura que la cueva.

Para continuar a la siguiente sala había que pasar por una zona algo más compleja, porque necesitábamos agacharnos bastante para pasar. Aunque el suelo es de tierra compactada, tiene muchos charcos y de ahí lo imprescindible de llevar un calzado adecuado.

Pudimos ver pinturas hechas con hierro como las de la Cueva de la Pileta, y ver los dedos de un niño que rondaría los 5-8 años, también con hierro, marcando el final de esa sala.

Imagen obtenida de http://www.axarquiaplus.es

No sólo a los hombres prehistóricos les gusta dejar su rastro, y pudimos observar cómo varios mineros dejaron sus nombres escritos en una de las columnas hace varias décadas.

Volvimos sobre nuestros pasos y entramos a visitar otra de las galerías. En ella encontramos una de las joyas de esta cueva: es la pintura, hecha con un rudimentario aerógrafo que se basaba en el efecto Venturi, de unas manos en negativo. Gerardo nos hizo una demostración práctica de cómo las hicieron en su día, y nos resultó de lo más curioso.

Obtenida del Canal de Youtube de Canal Sur

En esta misma zona nos explicaron cómo en aquella época había varias lámparas para poder iluminar la sala. Rompían una de las formaciones estalagmíticas y colocaban cera en una cavidad formada en su interior. Tan sólo 10 gramos de cera daban para una hora de luz. También en esta sala encontramos un resto de cuerda fosilizada, utilizada por los habitantes prehistóricos para acceder a ella.

Continuamos recorriendo la cueva y en otra de las salas pudimos ver los restos de una excavación, muy importante para obtener restos de polen y alimentos. Así han descubierto que la zona estaba cubierta de pinos y encinas (pinos en épocas más secas y encinas en épocas mas húmedas), y que su dieta era básicamente carne de animales, por lo que tenían graves problemas de gota y otras complicaciones médicas.

La esperanza de vida de las mujeres en aquella época era de 24 años, y la de los hombres de 40 como máximo. Las mujeres tenían hijos a partir de los 12 años y pasaban su vida de embarazo en embarazo, por lo que su esperanza de vida se reducía mucho. Se estima que de cada 5 embarazos, sólo sobrevivían al parto 2, y de esos 2 muy pocos individuos llegaban a la edad adulta.

De ahí nos dirigimos a otra sala llamada “Zona del Calvario”. Supongo que se llama así por el desnivel a superar a través de unas escaleras talladas con escalones altísimos.

Imagen obtenida de  http://www.pueblosdemalaga.com/

Aquí vimos varios animales raspados en la roca (una cierva con un lobo, ballenas y formas femeninas). Se cree que esos raspados se realizaban para poder enseñar a los niños el funcionamiento de la caza, la reproducción…

Resultado de imagen de cueva de ardales

Obtenida de la web  ww.laopiniondemalaga.es

La visita finalizó con un minuto a oscuras en el centro de la sala para poder descubrir la oscuridad total y el sonido de la cueva (básicamente, las gotas cayendo).

La cueva por dentro es una auténtica preciosidad y está llena de formaciones por todos lados, por lo que cuesta dirigir la linterna al suelo por el que vas andando y no quedarse embobado viendo los techos y paredes.

Imagen de Pedro Cantalejo obtenida de la web arkeolife.com

La visita dentro de la cueva duró aproximadamente una hora y media y no se hizo pesada en ningún momento. Gerardo nos ofreció una explicación amena y muy orientada a los tres niños que venían en nuestro grupo.

Visita realizada el 26 de Enero de 2019

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .