DÍA 2: TENERIFE (BOSQUE DE LAURISILVA, AUDITORIO DE TENERIFE, ARCO DE TAJAO)

28 de Enero de 2019

Comenzaba nuestro primer día en Tenerife con un tiempo nublado, frío y ventoso. ¿Dónde estaba ese clima soleado y de temperaturas cálidas de las islas privilegiadas?

Pusimos rumbo al norte de la isla para conocer un auténtico bosque de Laurisilva. Yo quería hacer  una ruta por la Reserva Natural de El Pijaral, pero a pesar de querer ir un lunes e intentar solicitar el permiso correspondiente con un mes de antelación, ya estaba todo ocupado, y la multa por ir sin permiso era de 600 €.

Preguntamos en la oficina de turismo, y nos propusieron una alternativa. Desde aquí aclaro que a lo que nos propusieron no se le puede llamar ALTERNATIVA. Alternativa es algo de las mismas características. De una ruta de 3 km sencilla, pasamos a una de 7 km con mucho desnivel y muy difícil, y mucho más en mi estado. Obviamente, parte de la culpa fue mía por sobre estimarme, pero en parte también por confiar en los consejos que nos dieron desde el Centro de Visitantes de Tenerife.

Ver entrada: Ruta Camino Abicore – Vueltas de Taganana.

La ruta era muy bonita y el bosque de laurisilva sencillamente de cuento, pero no merece la pena hacer la ruta entera. Considero que es mejor aparcar el coche donde lo dejamos nosotros (coordenadas: 28.541722, -16.228977), ver un poco de bosque y volver.

Como no sabíamos cuánto tardaríamos en hacer la ruta, nos llevamos unos bocadillos para almorzar allí, pero tuvimos que esperar a llegar al coche para comer porque al final de ruta chispeaba un poco, y con el suelo mojado no teníamos dónde parar.

Tras la ruta yo estaba sencillamente agotada, mojada del sudor por el esfuerzo y por la enorme humedad, así que tuvimos que volver al piso para ducharme y ponerme las pilas.

Siempre traemos un trípode para poder hacernos fotos juntos cuando vamos de viaje. En esta ocasión se nos olvidó en Málaga; así que, aprovechando que al lado del piso teníamos un MediaMarkt, compramos uno. También compramos en un hipermercado cercano todo lo necesario para los desayunos de los siguientes días. Yo soy de desayunar como un rey (fruta, yogur, tostada integral, embutidos, mermelada…), así que aprovechamos el tener un piso para hacer esta comida allí.

Limpia, con las compras hechas y más recuperada, continuamos el día. Nos dirigimos a visitar el Auditorio de Tenerife. Un edificio mucho más grande de lo que esperaba, al más puro estilo Calatrava. Su construcción comenzó en 1997 y finalizó en 2003, y se ha convertido en todo un símbolo de Santa Cruz de Tenerife.

Era curioso vernos rodeados de nubes y el edificio perfectamente iluminado por el sol.

Justo al lado se encuentra el reformado Castillo de San Juan Bautista: Bien de Interés Cultural desde 2003 y con un papel fundamental en la defensa de la ciudad ante navegantes tan famosos como el almirante Robert Blake.

En las piedras que componen el espigón han hecho todo un culto a la música, dibujando las caras de cantantes y compositores de todas las épocas. Algunos estaban repetidos, pero era curioso ir buscando sus rostros en las rocas.

De allí pusimos rumbo al Arco de Tajao que se encontraba a 30 minutos en coche (coordenadas: 28.116400, -16.474633). A pesar de haber visto muchas fotos de este lugar, me fue muy difícil encontrar información del lugar exacto en el que se encontraba. Por culpa de ello, yo pensaba que el mejor momento para verlo sería al atardecer, pero no. Lo encontramos completamente en sombra. Para verlo iluminado por el sol hay que ir por la mañana.

Ver entrada: Ruta Arco de Tajao.

Hacía un viento terrible, mucho frío y el sol se nos escondía entre las nubes, así que estuvimos poco tiempo en esta curiosa formación que me recordaba un poco al Arco del Niño (aunque menos espectacular).

Nos tocaba cenar y nos encontramos con un problemón: el 90% de los locales cierran los lunes. Tras mirar y remirar lugares en Google Maps, me decidí por el Restaurante La Maresía en las Caletillas, porque nos pillaba de camino al piso.

Fue todo un acierto. Pudimos aparcar justo en la puerta, la camarera era un encanto y la comida estaba muy buena. Para variar, nos pudo el ansia y nos pasamos pidiendo comida. Elegimos: Rancho Canario (típico plato de cuchara con garbanzos, maíz y fideos que, con el frío que hacía, entró de lujo), revuelto de espinacas, setas y gambas (muy bueno pero sobre todo mucho más abundante de lo que parecía) y calamares saharianos fritos (en Málaga un plato de calamares es de lo más barato que hay, pero allí es un plato muy caro y, sinceramente, no están mejores). De postre, tarta de nata, bizcocho y fresa. Comimos muy bien (quizás demasiado) y la cuenta fue de 34.60 €.

Con el estómago lleno, pusimos rumbo al piso para descansar de ese día tan largo y agotador para mí.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

DÍA 3: TENERIFE (PUERTO DE LA CRUZ, CHARCO DE LA LAJA, HORNO DE CAL, ALIMOCHE, CHARCO DE LOS CHOCHOS, MIRADOR DEL FRAILE, FARO DE TENO)

ÍNDICE DEL VIAJE

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .