RUTA JIMENA DE LA FRONTERA – CAO DE LA REAL FÁBRICA DE ARTILLERÍA – SENDERO DE LOS RISCOS – RÍO HOZGARGANTA

Provincia: Cádiz
Población: Jimena de la Frontera
Tipo de recorrido: Circular
Recorrido: 5.38 Km
Desnivel acumulado: 214 m
Dificultad: Fácil
Época recomendada: Todas
Fecha de realización: 07/11/2018

Algunos meses después volvemos a Jimena de la Frontera. En este caso no de turismo, sino para hacer una ruta.

Aparcamos el coche (coordenadas: 36.439999, -5.456500) y nos dispusimos a recorrer el pueblo para llegar al otro extremo donde comenzaríamos el sendero por el río y después cerrar la circular.

Aprovechamos para pasar por el castillo que tiene un horario muy amplio. No lo recorrimos en profundidad ya que lo visitamos en su día en la visita a Jimena de la Frontera.

Tras el castillo, todo el camino que nos quedaba era de bajada, bastante intensa por cierto, callejeando por el pueblo. Así, ya a las afueras del pueblo, llegamos al inicio del sendero del Río Hozgarganta.

El tramo que discurre por el río tiene dos zonas bien diferenciadas. El primer tramo discurre por pista forestal amplia al lado del Cao de la Real Fábrica de Artillería.
Bajo el reinado de Carlos III se produjo un auge de la industria siderúrgica y de construcción de material bélico debido a los numerosos conflictos que se produjeron en el Siglo XVIII, sobre todo en Gibraltar, que era zona caliente.

El cao (o canal) tenía como objetivo transportar el agua del río Hozgarganta hasta los altos hornos.

Este cao tiene una longitud de 650 metros y está construido con sillares de arenisca y piedra no tallada, unidas con argamasa. Según se recorre el cao se observan las diferentes estructuras para controlar y regular el flujo de agua. La estacionalidad de los ríos provocó el cierre de la fábrica al no disponer de agua regularmente, y también debido a la mala calidad de los minerales encontrados.

Una vez recorrido el cao entramos en el segundo tramo, una zona más arbolada (lo cual se agradecía mucho porque a pesar de la fecha hacía mucho calor) que nos lleva a una puerta metálica que da acceso al sendero de los Riscos.

Nos cruzamos con una pareja que nos preguntó si el resto del camino era tan bonito como ése. La verdad es que tuvimos que decirle que no, ya que la zona de pista, salvo por el cao, no era especialmente bonita. Sabíamos que ellos habían bajado desde el pueblo por el Jardín Etnobotánico El Risco, así que decidí subir un poco por ese sendero que me habían comentado que era tan bonito.

Recorrimos este camino hasta que enlazó con una carretera del pueblo. Entonces dimos la vuelta. Es verdad que es un paseo muy bonito (después descubrimos que podríamos haber cerrado por aquí la circular).

Tras volver sobre nuestros pasos, nos dispusimos a recorrer el Sendero de los Riscos, caracterizado por las inmensas moles de piedra que veíamos a la derecha, pero también por el curioso sendero de roca.

Fuimos recorriendo este curioso paraje al lado del río por encima de las rocas que formaban un sendero.

Continuamos hasta llegar a los pies del Río Hozgarganta. Para cerrar la circular nosotros continuamos por un camino que llevaba hasta el coche. Resultó que ese camino era una pista forestal con mucho desnivel y completamente al sol. La pobre Luna llevaba la lengua por el suelo.

Es por ello que recomiendo llegar hasta el río Hozgarganta y después volver sobre los pasos y subir por el sendero de Los Riscos (por el que andamos antes simplemente por visitarlo) hasta enlazar con el pueblo. Será un camino más bonito y menos caluroso.

Tardamos 2 horas y cuarto en hacer la ruta con mucha calma. Es una ruta sencilla y apta para toda la familia.

Nosotros aprovechamos y almorzamos en el pueblo en el Restaurante Cuenca. Pedimos potaje del día (que eran garbanzos con lo que yo creía que era morcilla… hasta que se la di a probar a Miguel y descubrí por su cara que eran setas…), porra (salmorejo), pluma ibérica (muy buena) y tarta de almendras (destrozada por un chungo sirope de chocolate). La comida estaba toda muy buena, pero al ir en puente, el servicio fue bastante desastroso y lento (no como la anterior vez que fuimos).

Tras la ruta y el almuerzo, continuamos aprovechando el día y bajamos a La Línea de la Concepción a visitar unos graffitis que nos recomendó un lector.

Hice esta ruta embarazada. Podéis ver el listado de rutas, descripción y recomendaciones en: Rutas durante el embarazo.

Os recomiendo leer la entrada: Consejos para hacer senderismo y Consejos para hacer senderismo embarazada.

Para ver más fotos de la ruta, pinchar aquí.

Para descargar el track, pinchar aquí.

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .