RUTA CASTAÑAR DE IGUALEJA – CHARCO DE LA CAL

Provincia: Málaga
Población: Igualeja
Tipo de recorrido: Lineal
Recorrido: 5.13 Km
Desnivel acumulado: 230 m
Dificultad: Fácil-moderada
Época recomendada: Otoño (no después de lluvias)
Fecha de realización: 24/11/2018

El año pasado estuvimos en Igualeja haciendo una ruta por los castaños más cercanos al pueblo. En esta ocasión decidí visitar otra zona del pueblo.

Nuestra experiencia visitando los castaños ha sido de lo más variada. Ha habido años que hemos tenido más suerte, y otros que han sido un absoluto desastre, como en esta ocasión.

La ruta original (que podéis ver en este track) parte del pueblo: había que recorrer casi un kilómetro por la carretera, y yendo con Luna, no nos hacía mucha gracia pasar por aquí con circulación de vehículos, así que dejamos el coche justo al inicio del sendero de río seco (coordenadas: 36.621866, -5.120799). Aviso que aquí sólo cabe un vehículo.

Cuando llegamos hacía bastante frío. Toda la ruta discurría bajo la sombra de la montaña y eso se notaba en la temperatura y en los árboles.

El sendero era amplio y sin dificultad. Los días anteriores había llovido bastante, por lo que encontramos grandes charcos.

La ruta discurría bien hasta que llegamos a la zona de los castaños. El frío de las últimas semanas y las lluvias dieron al traste con todas las hojas. Los árboles estaban completamente pelados y con todas sus hojas en el suelo.

Aún así encontramos algunas zonas con mucho encanto, con el sol iluminando el fondo y las escorrentías de los últimos días provocando saltos de agua.

Y algún que otro castaño valiente que aguantaba aún con sus hojas.

Todo el camino discurrió por este sendero cubierto de hojas hasta que llegamos a un pequeño riachuelo que debíamos atravesar. Posiblemente si los días anteriores no ha llovido mucho, no haya problema en superarlo. Nosotros tuvimos que da un buen salto para cruzarlo.

Pero ahí no acababa la complicación. Lo que hasta ahora estaba siendo un paseo, se convirtió en una carrera de obstáculos. Poco después del río llegamos al cartel que indicaba cómo llegar al Charco de la Cal. Hay que bajar por un inmenso pedregal que hay entre dos alambradas. Una vez abajo, debéis buscar una inmensa higuera y, girando a la derecha, pasar por su lado. Es la única parte del camino que puede tener algo más de pérdida.

Teóricamente este sendero nos llevaba al río por el que llegaríamos al Charco de la cal, pero como he dicho, no todo iba a ser tan fácil. Una vez más las últimas lluvias nos dificultaban el camino y las escorrentías nos complicaban mucho el paso. Más adelante, además, el sendero estaba bastante enmarañado.

Al ver la escorrentía, yo pensé volverme, pero Miguel insistió en intentar llegar hasta el Charco de la Cal porque ya estaba muy cerca.

El Charco de la Cal es una bonita poza natural creada por una pequeña represa de rocas. Así se vería un día cualquiera.

Resultado de imagen de charco de la cal

Pero lo que nosotros encontramos fue una masa de agua bajando con una fuerza increíble. Al llevar tanta agua, no pudimos verla de frente ya que la fuerza del río impedía el paso.

Os dejo dos vídeos para que la veáis.

Tras hacer las fotos y vídeos de rigor, pusimos camino de vuelta, no menos complicado que el de ida.

Como la ruta era lineal, sólo nos quedaba pasar de nuevo por los castaños, y ahora que les daba el sol, se veían un poco más bonitos.

Luna se quedó, como yo, bastante planchada al principio de la ruta entre el frío y los castaños pelados; pero, a pesar de las complicaciones, terminó disfrutando mucho.

Como la ruta era corta, almorzamos en el pueblo. No había mucho donde elegir, así que entramos en uno de los pocos restaurantes del pueblo: El perol. El servicio de los camareros era sencillamente malo: andaban despistados, no sabían qué ingredientes llevaban los platos de la carta y no eran especialmente amables. Por suerte, la comida sí estaba muy buena. Pedimos callos con garbanzos para compartir (garbanzos para mí y callos para Miguel 😀 ), pluma ibérica (muy abundante y en su punto) y codillo (aún más abundante e igualmente muy bueno). De postre, flan de castañas y pudding (mejor el pudding que el flan). El total de la cuenta: 38 €. Cuando empezó a llegar la gente se llenó y el servicio se convirtió en un auténtico caos. Aún así, la comida merece la pena.

Después de comer dimos un paseo por el pueblo para ver el nacimiento del río Genal y nos encontramos con uno de los senderistas más experimentados de Málaga e importante usuario de wikiloc: Narcotic, quien nos reconoció y saludó. Un chaval realmente encantador.

La ruta en sí es sencilla, la única complicación es bajar al Charco de la Cal, y sobre todo  el problema de las escorrentías por las últimas lluvias. Si tenéis la suerte de encontrar los castaños con hojas, debe ser mucho más bonito.

Hice esta ruta embarazada. Podéis ver el listado de rutas, descripción y recomendaciones en: Rutas durante el embarazo.

Os recomiendo leer la entrada: Consejos para hacer senderismo y Consejos para hacer senderismo embarazada.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Para descargar el track pinchar aquí.

Otras rutas de castaños en Málaga:
Castañar de Parauta.
Castañar de Genalguacil.
Castañar Sur de Pujerra.
Castañar Oeste de Pujerra.
Castañar Pujerra – Bentomiz.
Castañar de Cartajima.
Castañar de Igualeja – Arroyo Granados.

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

4 comentarios en “RUTA CASTAÑAR DE IGUALEJA – CHARCO DE LA CAL

  1. Excelente descripción de la ruta con todo lujo de detalles como siempre en tus salidas de senderismo.Como vosotros yo también estuve por la zona y estaban los arboles pelados, aunque tiene su encanto todas las hojas en el suelo 🙂 . Un saludo a ti y a Miguel, nos vemos por los montes 😉 PD.Jeje gracias por mencionarme en tu entrada al final :))

    Me gusta

  2. Otro año pasó y no fui a ver los castaños a Igualeja, Yunquera… A ver si este año lo planeo mejor. Acabo de darme cuenta también de que he comido poquísimas castañas este año jaja, con lo que me gustan. Pues, aunque encontraras muchos pelados, las fotos son espectaculares… Tiene mucho encanto con la escorrentía y la poza. Entre el codillo, el pudding… va siendo hora de cenar 😀 ¡Muchas gracias por compartir!

    Me gusta

    • El valle del Genal es complicado encontrarlo perfecto con más hojas ocres. O aún están verdes o ya no le quedan, está muy afectado por los cambios de tiempo. Aún así es toda la experiencia y debes ir al menos una vez para verlos.
      Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .