RUTA ERMITA DE LA FUENSANTA – CUEVA DEL PONTÓN – MEANDRO DEL GENIL

Provincia: Sevilla
Población: Corcoya
Tipo de recorrido: Circular
Recorrido: 3.86 Km
Desnivel acumulado: 112 m
Dificultad: Fácil
Época recomendada: Todas
Fecha de realización: 01/05/2018

Continuábamos con la tendencia de esta horrible primavera de llover los fines de semana… El tiempo nos dio un respiro en la ruta de los Cahorros de Monachil (aunque en aquella ocasión se nos complicó por el exceso de caudal del río), pero este fin de semana volvíamos a lo de siempre: tiempo muy nublado con riesgo de lluvia. Cuando nos levantamos por la mañana estuvimos casi una hora discutiendo si ir o no ir a la ruta… El pronóstico de la AEMET era muy poco halagüeño…

Aún así, decidimos arriesgarnos e ir allí. La ruta sale de la Ermita de la Fuensanta, en Corcoya.

En una ocasión visitamos esta zona, pero nos saltamos un lugar emblemático en el pueblo: la cueva del Pontón, así que decidí volver.

Aparcamos enfrente de la Ermita, que casualmente encontré abierta (coordenadas: 37.279111, -4.684733).

Pasamos por delante de ella tomando el camino que sale a la izquierda. Más adelante, en la bifurcación, tomamos de nuevo el sendero de la izquierda. Este camino atraviesa una finca de olivos. Como no hay camino marcado, es algo difícil de seguir, pero simplemente debéis continuar en dirección al río.

Poco a poco el sendero se hace cada vez más estrecho y nos rodean las flores. A Luna le encantan las flores en primavera, igual que a mí.

Tras una breve bajada llegamos al puente natural sobre el arroyo Pontón. Aquí comenzamos a asustarnos al oír la tormenta que venía hacia nosotros. Aunque en el vídeo se escucha claramente, impresiona mucho menos que cuando estábamos allí, ya que el sonido del arroyo amortigua el del trueno.

Si no sabéis que justo debajo del puente natural hay una cueva, es muy fácil saltársela. Justo al cruzar el arroyo, a la izquierda, hay un sutil sendero para bajar hasta ella. Es curiosísimo ver el túnel que ha creado el río.

Os dejo dos vídeos de la cueva. El primero, vista desde fuera:

Y el segundo, metida un poco dentro de ella. Se puede oír la tormenta de fondo por encima del sonido del agua.

Tras hacer todos los vídeos y diez mil fotos a la cueva, salimos de ella para continuar. Unos inmensos goterones comenzaron a caernos, pero duró poco tiempo y pudimos seguir sin mojarnos mucho. Parecía que la lluvia fuerte estaba cayendo a pocos kilómetros de nosotros.

El tramo que tocaba ahora era cuesta arriba, por lo que el agua no sólo no molestó, sino que nos refrescó un poco. Tras la subida de apenas 300 metros nos desviamos a la derecha siguiendo el cartel hacia el meandro. Sin duda, es el siguiente punto imprescindible de la ruta y es realmente bonito. A pesar de no estar soleado, se seguía viendo espectacular.

De nuevo nos hicimos mil fotos con el meandro y allí nos encontramos con Francisco Osuna. Le escribí unos días antes para preguntarle por unos escalones que había tallado en la tierra para poder sortear el arroyo Pontón, afluente del Genil. Como comenté cuando estuvimos en Jauja, una crecida del río había arrancado el puente que lo cruzaba. Este amable vecino ha hecho un camino alternativo. Nos comentó que a dos kilómetros dirección a Alameda sí estaba lloviendo mucho y que había tenido que volverse. Eso nos preocupó porque no estábamos aún a salvo de mojarnos… Por ello continuamos rápidamente el camino.

Bajamos por el sendero que nos llevaría a ras del río Genil.

Atravesamos una vez más un campo de olivos y giramos a la derecha para comenzar a cerrar la circular. Íbamos caminando por un estrecho sendero rodeado de flores de lo idílico.

Nos adentramos en un espeso bosque. Ojo, porque tenéis que tomar el camino que discurre al lado de un riachuelo. Esta zona no está muy clara.

Después giramos a la derecha para cruzar el río. Aquí llega el único punto “complicado” de la ruta, y es que tenemos que bajar al arroyo por una zona compleja, cruzarlo (para lo que nosotros colocamos algunas piedras) y subir al otro lado por los escalones de Francisco Osuna. Al cruzar al otro lado, vimos el resto del puente arrasado por la crecida del río. Tuvo que ser increíble, porque recordaba que el puente apenas tenía 3-4 metros de largo y ahora el cauce del río tenía un ancho de al menos 10 metros.

Francisco nos dijo que, como la gente no anda con cuidado, sus escalones se estaban desgastando, ya que están excavados en la tierra. Desde aquí pido que cuando se pase por este punto, y hasta que haya un nuevo puente (si es que lo hacen), apoyéis el pie con cuidado en la zona central de los escalones y no dejéis el pie en el borde de los mismos, porque se van desgastando.

Si el río lleva mucho caudal, será imposible cruzarlo sin mojarse los pies. Así que recomiendo no ir después de lluvias fuertes.

Después de cruzar el río comenzó a llover, esta vez más fuerte, así que decidimos poner rumbo al coche de nuevo. Justo la nube que estaba encima nuestra iba a fastidiarnos en el último momento; la ruta saldría corta, pero no queríamos mojarnos.

El último tramo era igualmente por un sendero muy sutil, con pendiente positiva, pero con bonitas vistas.

Tardamos casi dos horas en volver al coche porque nos paramos mucho a hacer fotos. El sitio es muy bonito y merece la pena hacer la ruta sin prisas.

Os dejo la flora de la que disfrutamos.

Os recomiendo leer la entrada: Consejos para hacer senderismo.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Para descargar el track, pinchar aquí.

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

2 comentarios en “RUTA ERMITA DE LA FUENSANTA – CUEVA DEL PONTÓN – MEANDRO DEL GENIL

  1. ¡Qué maravilla! Esas fotos del meandro me tienen enamorado. Tengo muchas ganas de ir. Qué curiosa la formación de la cueva también. Me la apunto para 2019 fijo. Estamos teniendo un principio de invierno muy apacible, espero que llueva más pero no que caigan trombas como hemos tenido el pasado invierno y primavera.

    Me gusta

    • Esta ruta es de la más bonitas y sencillas que hemos hecho. En poca distancia vistamos dos puntos de lo más llamativos. Te recomiendo que vayas en primavera para verlo aún más bonito. Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .