RÍO TURÓN – DIQUE – POZA EL LARGO

Provincia: Málaga
Población: El Burgo
Tipo de recorrido: Lineal
Recorrido: 5.15 Km
Desnivel acumulado: 19 m
Dificultad: Fácil
Época recomendada: Todas
Fecha de realización: 14/07/2018

Nos comenzamos a quedar sin ríos que visitar, así que hacemos otra ruta anfibia. Ya conocíamos el río Turón a la altura de Ardales de otra ruta. Ahora lo veríamos a la altura de El Burgo.

Aparcamos el coche (coordenadas: 36.789155, -4.949522) y comenzamos la ruta a la altura del puente de piedra donde encontramos un cartel que nos indica que el sendero comienza a 400 metros.

El sendero discurre junto al río y cerca de casas privadas y campos de cultivo. Apenas tenía desnivel, buena parte discurría bajo la sombra de los árboles y no nos cruzamos con senderistas, por lo que el camino fue muy agradable.

Hay varias zonas que son cotos de pesca sin muerte. Estas zonas son pequeñas pozas en las que te puedes refrescar. Yo os señalo una de ellas que no era coto de pesca. Estaba llena de pequeños peces alimentándose del verdín del fondo.

No nos dimos cuenta de que el sendero finalizaba hasta que no pudimos continuar. Lo indico con un waypoint que dice “derecha” y “acequia”, porque en ese punto sólo se puede continuar subiendo a la acequia. Es la única complicación que tiene el camino y no es especialmente peligrosa, dentro del cuidado que hay que tener al andar por estos sitios, ya que no tiene zonas de caída con mucha altura.

Tras apenas 100 metros, abandonamos la acequia y continuamos de nuevo por el sendero. El dique ya estaba muy cerca. Tuvimos suerte y sólo había un hombre fuera del agua y una pareja mayor. Personas tranquilas y respetuosas con el entorno.

Os dejo un vídeo grabado desde dentro del agua que, por cierto, estaba muy fría.

Tras el baño y después de disfrutar del lugar, pusimos rumbo a la siguiente poza.

Debíamos pasar por encima del dique y superar un tramo algo más delicado por encima de la roca. En mi caso, al ir mojada, me resultó algo más complejo que si llevara las botas secas.

Al igual que en el dique encontramos pocas personas y muy silenciosas, en la Poza El Largo fue todo lo contrario. El acceso al dique es complejo, pero no así a esta poza, a la que se puede llegar directamente con el coche. Es por ello que estaba llena de adultos y niños dando voces, cargados con sus neveras, redes para capturar los pececillos…

Aproveché los ángulos posibles para poder enseñaros cómo es la poza. En realidad es una represa de aguas tan frías como cristalinas.

Ya sólo nos quedaba volver al coche. Teníamos dos alternativas: volver por el mismo sitio o por pista forestal. Aunque no soy muy dada a hacer las rutas lineales, en este caso nos decidimos sin dudarlo por la primer opción. Motivos: la pista forestal sería más aburrida y fea, en la pista forestal no había sombra, y no paraban de llegar coches para pasar el día en las pozas, por lo que acabaríamos comiendo polvo.

Si no fuera porque hacía bastante calor y los perros los sufren más, Luna podría haber venido a esta ruta. Sólo tardamos 1 hora y 45 minutos en hacerla (contando el tiempo de hacer fotos y baños en las pozas). Esta ruta también se puede hacer en cualquier otra época del año ya que no es imprescindible mojarse.

Ya de vuelta en el pueblo, era la hora de almorzar. El sitio elegido: Restaurante Casa Pepe.

No es un sitio especialmente barato, y la ración de pulpo nos pareció que tenía un precio tan desorbitado que no lo pedimos. Nos decidimos por varios platos para compartir: albóndigas en salsa de almendras, huevos rotos con foie y secreto ibérico. A las patatas les faltaba un poco de sal pero estaban tiernas y con buen sabor, el secreto hubiera estado mejor si estuviera menos hecho, y las albóndigas sí estaban buenas. De postre, helado con nueces caramelizadas. El helado estaba muy congelado y no tan cremoso como debería.

He de admitir que soy muy defensora de mi tierra y de nuestra gastronomía; por eso, me ofendió mucho ver que, existiendo en Málaga el plato de porra (pan, tomate, pimiento…), en la carta lo llamaran salmorejo (término cordobés). Por no discutir, no dije nada al verlo así escrito en la carta, pero una señora de otra mesa sí que le echó en cara al camarero que hubieran escrito “salmorejo” en vez de “porra”, estando en Málaga. La disculpa del camarero fue que el salmorejo es más conocido para personas de fuera de la provincia, y por eso el poner ese nombre en la carta.

Antes de las 15:30 ya estábamos de camino de vuelta a Málaga.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Para descargar el track, pinchar aquí.

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .