ALMOGÍA

Estábamos haciendo una bonita ruta motera desde Málaga cuando llegamos a este pueblo. Fue imposible encontrar un plano turístico del mismo y estaban procesionando al Resucitado, por lo que la visita se nos complicó mucho. Las calles eran muy empinadas y laberínticas, y la mayoría estaban cortadas por los nazarenos, el trono y la banda de música, así que tuvimos que dar muchas vueltas y perdernos mucho para poder visitar los sitios de interés.

El primer lugar a visitar está a las afueras: el Lavadero de la Noria. Sorprendentemente estaba cerrado con candado, así que tuve que hacer un poco el vándalo y saltar para poder hacerle fotos. Está un poco escondido, al lado de un parque infantil (coordenadas: 36.830711, -4.542000).

Este lavadero data del siglo XIX, siendo utilizado hasta la última década del siglo XX. Cuenta con unos treinta lebrillos de barro con las piedras de lavar en torno a la alberca. El agua se sacaba de la noria, que la llevaba a los lebrillos y posteriormente, una vez lavada la ropa, el agua desaguaba en la alberca.

Nos disponemos ahora a recorrer el centro del pueblo donde se encuentran los demás puntos de interés. Como he comentado, pasáramos por donde pasáramos, estaba cortado y no hacíamos más que dar vueltas. Esto nos permitió recorrer sus calles y ver lo bonitas que son.

Unas por sus macetas.

Y otras por el empedrado de sus calles.

Y así, callejeando de un lado a otro como pollo sin cabeza, llegamos a la Ermita del Sagrado Corazón de Jesús (coordenadas: 36.826169, -4.540756). Se encontraba en una bonita plaza, pero estaba cerrada.

Es del siglo XVIII, aunque hubo otra construcción anterior en el año 1521. Se encuentra adosada al desaparecido Convento Asilo del Sagrado Corazón.

Muy cerca se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (coordenadas: 36.824815, -4.541110).

Como el Cristo Resucitado finalizaba su procesión en esta iglesia, estaban los alrededores colapsados de gente. Como aún le quedaba un rato para llegar, decidí entrar en la iglesia para poder verla por dentro. Casi muero por la barbaridad de incienso que había en su interior; tanto, que la nube blanca difuminaba el artesonado de madera de la nave central. Ha debido ser recientemente pintada de rojo, ya que en las imágenes de archivo que conocía aparecía en amarillo.

Erigida en el siglo XVI sobre una antigua mezquita desaparecida tras la Reconquista, la iglesia parroquial fue reconstruida en el siglo XIX. Su construcción fue encargada en el año 1522 a Diego de Vergara, arquitecto del obispado de Málaga. En el exterior destaca la torre campanario, y en el interior, la armadura de madera de su nave central.

Su nave central está cubierta con un artesonado mudéjar de gran valor y belleza artística. En su interior destaca la inmensa colección de imaginería que posee.

Vista la iglesia, el siguiente punto más importante del pueblo era el Castillo de Santi Petri, Torre de la Vela (coordenadas: 36.824844, -4.542164). Según me había informado, sólo eran unas ruinas y leí que estaba muy mal señalizado y no se podía acceder. Sí que es cierto que no está muy bien indicado y nosotros llegamos gracias a que tenía previamente descargadas las coordenadas GPS, pero al llegar nos encontramos una torre totalmente restaurada y con un camino cómodo hasta sus pies.

El Castillo fue en tiempos del Califato uno de los baluartes del segundo cinturón defensivo de Bobastro, capital del reino de Omar ben Hafsún. Uno de los usos que le dieron los árabes fue como prisión de cautivos cristianos.

Desde aquí hay una preciosa panorámica del pueblo.

El Resucitado ya entró en su iglesia y pudimos ver lo que nos quedaba.

El Ayuntamiento, engalanado por Semana Santa.

Capilla del Santo Cristo. Es una construcción de comienzos del siglo XVII, y muy reformada en el último cuarto del siglo XIX. Formaba parte de una de las catorce estaciones que recorrían el pueblo.

Os dejo en uno de los rincones que encontramos por casualidad, pero que me gustó mucho.

Por último, éstas son las mascotas que pudimos ver; entre ellas, una gata tras unas rejas que, al descubrirnos, nos miraba con maldad… 😆

El pueblo es muy bonito y tiene calles preciosas, pero con muchísimo desnivel y muy laberínticas. Google Maps no reconocía la mayoría de las calles por las que andábamos, por lo que simplemente nos sirvió para saber el punto exacto en el que se encontraban los puntos que visitar, pero no como guía para llegar.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Visita realizada el  1 de Abril de 2018

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .