RUTA TAJO DEL CABRERO – HOYO DEL TORO

Provincia: Granada
Población: Ventas de Zafarraya
Tipo de recorrido: Lineal
Recorrido: 8.32 Km
Desnivel acumulado: 516  m
Dificultad: Difícil
Época recomendada: Todas menos verano
Fecha de realización: 03/02/2018

Hoy nos dirigimos a Granada a hacer una de las rutas con mejores vistas que hemos hecho, pero también de las más exigentes.

Al igual que la semana pasada, en el Pico del Vilo, comenzamos la ruta a 5 ºC a pesar de ser las 11:00 de la mañana. Nada más bajar notamos el frío, acrecentado por el aire, y hasta Luna se quejaba. Menos mal que esta vez íbamos preparados y todos llevábamos abrigo. Cuando empezamos a andar, rápidamente entramos en calor y Luna se puso más contenta.

Aparcamos el coche al lado del puente (coordenadas: 36.946255, -4.156533) y comenzamos la ruta indicada con paneles de madera.

Al principio era un camino cómodo, rodeado de grandes piedras

En algunos tramos el camino se despejaba mucho y había que estar pendiente del GPS para no desviarse. Hay un punto que indico como “ojo izquierda poste” en el que tenéis que buscar un poste de madera que marca el inicio del sendero que lleva al Tajo del Cabrero. A partir de ese punto, aunque pedregoso y algo incómodo, el camino es fácil de seguir en su mayor parte.

Hay mucha gente que al ver a Luna se pregunta cómo puede andar por el campo con sus patitas cortas. Iba un poco más incómoda de lo habitual por su abrigo rojo con mangas, pero para muestra, un botón:

El camino era un poco camino de cabras, por lo que no nos extrañó encontrar muchas ovejas a lo largo del camino e incluso andar en algunos momentos detrás de ellas.

Tras dos kilómetros de subida continua, llegamos a la bifurcación entre el Tajo del Cabrero y el Hoyo del Toro. Las vistas de la Maroma nevada a la izquierda, el Pantano de la Viñuela en el centro y el Tajo del Cabrero a la derecha, eran preciosas.

Primero visitamos el Tajo del Cabrero. Cuál fue mi sorpresa al encontrarme que el sendero para llegar era inexistente: teníamos que atravesar todo el pedregal.

El camino era realmente incómodo y en algunos tramos incluso nos tocó trepar. Andábamos por un mar de rocas.

Poco a poco pasamos a caminar por la cara Norte del Tajo. Ahora disfrutábamos de las vistas de Zafarraya, Sierra Nevada y la Maroma.

Por fin llegamos a la “cumbre” del Tajo del Cabrero, pero no había siquiera un punto geodéisco. Os dejo un vídeo de 360º de las vistas.

Ahora tocaba volver, y el camino tampoco iba a ser sencillo. En terrenos difíciles, las bajadas siempre son peores que las subidas.

Cuando por fin llegamos al punto de inicio de este tramo de la ruta, pusimos rumbo al Hoyo del Toro, con la vana esperanza de que el terreno fuera mejor… No lo era, y de nuevo era imprescindible ir muy atentos al GPS para no desviarnos demasiado porque el sendero tendía a perderse. Primero caminamos por la cara Norte con las vistas de Sierra Nevada y Zafarraya, y cuando estábamos cerca del punto geodésico, andamos por la cara Sur con las vistas del Pantano de la Viñuela y la Maroma. En la cara Norte encontramos aún un poco de nieve.

Ya en el punto geodésico el viento era terrible y Luna me miraba espantada, así que grabé el vídeo de las vistas y rápidamente nos fuimos de allí.

Aunque estábamos ya bastante cansados de terreno rocoso, decidí ir a ver una cueva cercana: la Cueva de los Guaicos. Apenas hice fotos porque salía un aire muy muy caliente y húmedo de su interior que empañaba la lente de la cámara. Dicho sea de paso, tampoco era especialmente espectacular…

Eran las 15:00, tarde para la hora a la que solemos almorzar, pero la ruta estaba resultando tan cansada que no queríamos parar a comer hasta que estuviera casi acabada. Tras terminar de ver la cueva, buscamos una zona algo más resguardada del aire, al abrigo de las rocas, para almorzar. Luna aprovechó para echarse una buena siesta mientras yo almorzaba.

Ya sólo quedaba volver sobre nuestros pasos. En esta ocasión andamos todo el camino de vuelta por la cara Sur. De nuevo llegamos a la intersección y sólo teníamos que deshacer lo andando al comienzo de la ruta.

Ya cerca del coche, volví la vista atrás para enseñar a Miguel todo lo que habíamos recorrido. En un extremo el Tajo del Cabrero, y justo delante nuestra el Hoyo del Toro.

Aunque las vistas eran una auténtica preciosidad, hay que avisar que la ruta es muy exigente físicamente. No tanto por el desnivel a superar, sino por la complicación del terreno y la necesidad de ir pendiente del GPS para no desviarse

A pesar de ser poco más de 8 kilómetros, tardamos casi 5 horas en hacer la ruta.

Os recomiendo leer la entrada: Consejos para hacer senderismo.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Para descargar el track, pinchar aquí.

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

2 comentarios en “RUTA TAJO DEL CABRERO – HOYO DEL TORO

  1. Impresionante. Muchas gracias por compartirla, a ver si me animo a hacerla pues las vistas son espectaculares como dices. Me encanta la foto de Luna echándose la siesta 😀

    Me gusta

    • Hola Andrés!
      Me alegra saber de ti ¿Que tal en Huelva?
      Está ruta fue bastante exigente y, sobre todo para Miguel que llevaba ese día el GPS,bastante desesperante. El terreno es rocoso y bastante desagradecido pero las vistas son de las mejores que hemos visto nunca!
      Un saludo y ya me cuentas 😊

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .