RUTA CUMBRE LA TIÑOSA

Provincia: Córdoba
Población: Las Lagunillas
Tipo de recorrido: Lineal
Recorrido: 8.17 Km
Desnivel acumulado: 632 m
Dificultad: Difícil
Época recomendada: Todas menos verano
Fecha de realización: 23/12/2017

Para hacer esta ruta es necesario solicitar permisos. Hay dos modos de hacerlo:
– Por fax a la Delegación Provincial de Medio Ambiente (fax: 957101523) con 15 días de antelación.
– Personalmente en el Centro de Visitantes Santa Rita el mismo día de la ruta.

Nos decidimos por la segunda opción porque ni Miguel ni yo tenemos fax en nuestro trabajo (es un auténtico atraso en la era de la tecnología), y porque solicitar un permiso 15 días antes era arriesgarse a que hiciera mal tiempo.

Así pues, tuvimos que levantarnos muy temprano  y poner rumbo al Centro de Visitantes Santa Rita (coordenadas: 37.462577, -4.352777), que se encuentra a una hora de Málaga, donde Manolo, el hombre que trabaja allí, nos rellenó muy amablemente el formulario, compartiendo con nosotros lo absurdo de tener que ir hasta allí por un permiso.

Luna no pudo venir porque los perros no están permitidos en esta ruta (sinceramente, aún no entiendo por qué).

Una vez tuvimos el permiso, nos dirigimos al inicio de la ruta. Hay dos accesos a la cumbre: desde Priego de Córdoba y desde Las Lagunillas. Elegimos esta segunda opción (que se encontraba a 40 minutos del centro de visitantes) por ser la más corta, ya que la subida desde Priego de Córdoba son 9 km, más otros tantos de vuelta.

Aparcamos el coche (coordenadas: 37.367211, -4.266255) y nos dispusimos a comenzar. Al poco llegamos a un cortijo de cabras donde una adorable perrita pedía mimos.

Pasado el cortijo comenzaba la subida; al principio suave.

Pero poco a poco empezó a hacerse más dura por un terreno pedregoso hasta llegar al Puerto Mahína. Como buen puerto de montaña, el aire era continuo y bastante molesto.

Tras el descanso del puerto de montaña, había que continuar. Teníamos por delante una inmensa mole de piedra a superar. Desde abajo parecía que no había sendero, pero según nos acercamos se discernía levemente.

Hasta ahí era cansado pero viable, hasta que llegamos al tramo que indico como: “inicio/fin zona complicada”. El denominarla así es por dos motivos:

Primero, porque hay un tramo corto que hay que superar usando las manos.

Y segundo, porque el resto del camino es por una zona donde un resbalón puede ser delicado, ya que si caes, sólo puedes rodar ladera abajo.

Aunque algunas piedras tienen pintadas verdes para que sepas por dónde seguir, no es un sendero marcado ni intuitivo, por lo que es sencillo no saber por dónde pasar.

Superada esta zona, no se acaban las complicaciones. De nuevo llegamos a un tramo con una imponente caída de roca caliza y con senderos poco o nada marcados, ya que a veces se pasa por la roca viva. Como consejo, elegid el camino que veáis más sencillo, sabiendo que tenéis que seguir recto en todo momento.

Cuando finaliza esta parte sobre la roca, de nuevo aparece un sendero de tierra. Nosotros aprovechamos para subir a visitar una pequeña pero bonita cueva que nos regala bonitas postales: la Cueva del Morrión.

Seguimos la subida y pasamos por una zona a la que he llamado “mini torcal” por las curiosas formaciones rocosas que encontramos.

Aunque en este tramo el sendero es más cómodo, pasamos por un punto en el que hay que subir por encima de la piedra.

Tras un último repecho, por fin llegamos a la cumbre. Por desgracia aquello parece, como se diría en Málaga, la Calle Larios: lleno de gente dando voces y deambulando por toda la cumbre, lo que hizo que el “momento cumbre” perdiera bastante encanto. Hasta tres intentos tuve que hacer para grabar el vídeo panorámico sin que apareciera la gente ni se oyeran sus voces. Esto es lo mejor que pude sacar.

Lo bueno de ir en invierno es que podréis tener unas preciosas vistas de Sierra Nevada.

Hacía mucho aire y estaba tan colapsa la cumbre que, tras hacer unas cuantas fotos, nos fuimos sin disfrutar realmente del lugar.

Volvimos sobre nuestros pasos y a la altura del mini torcal paramos a almorzar mientras veíamos a las hordas de gente bajar dando voces, no respetando los senderos y adelantándose de cualquier manera unos a otros.

A la bajada aprovechamos para fotografiar la impresionante caída que tiene el Morrión.

De nuevo teníamos que pasar por la zona caliza con mucho desnivel. Desde arriba se veía imponente.

Pero a algunos de los visitantes de la zona no les parecía una terreno peligroso, e iban pasando por cualquier lado (provocando caídas de piedras) para adelantar a otros grupos. Yo, por asegurar mi integridad física, me aparté para dejarles pasar.

A la bajada decidimos elegir un camino distinto. Al llegar a Puerto Mahína tomamos un sendero que llegaba al punto de inicio más rápido. Al final del mismo nos encontramos rodeados de bonitos quejigos, amarillos por el frío.

Cuando planifiqué la ruta, me fijé en el tiempo que tardaron otras personas en hacerla para hacer una estimación. Al ver que varias habían tardado 6-7 horas, nos pusimos en lo peor y decidimos empezar lo antes posible e ir ligeros durante la ruta.

Parando a almorzar, no llegó a 4 horas y media, por lo que, como íbamos con tiempo de sobra, a la vuelta nos acercamos para ver de cerca el Cortijo de Cañatienda, del que apenas quedan unas ruinas, pero que debió ser imponente en su día.

Comenzamos la ruta antes de las 11:00 y a las 15:20 ya estábamos de vuelta para Málaga. La ruta tiene vistas espectaculares, pero el terreno es bastante árido, tiene zonas de paso difícil-peligroso y está demasiado transitada.

Fuimos porque, siendo Miguel de Córdoba, quería estar en la cumbre más alta de la provincia.

Al planificar esta ruta, observé que la variedad de calificaciones era desmesurada: desde fácil hasta difícil. Por desgracia, parece que la mayoría de las personas no tienen claro cómo calificar la dificultad de una ruta. Es por ello que en este caso os comparto la calificación del Método MIDE. Hay que responder una serie de preguntas y te vuelca el resultado de cómo es la ruta.

A pesar de no ser especialmente larga, el terreno y el desnivel hacen que la califique como difícil (o moderada, si tienes mucha experiencia en la montaña).

Os dejo con un ave que pude fotografiar.

Os recomiendo que leáis la entrada: Consejos para hacer senderismo.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Para descargar el track, pinchar aquí.

Si os ha gustado la entrada y os ha sido útil para organizar vuestro plan, agradecería mucho vuestra ayuda para el mantenimiento del blog.

Donar PayPal

2 comentarios en “RUTA CUMBRE LA TIÑOSA

  1. Había oído sobre La Tiñosa pero no tenía ni idea de lo bonita que era. Espero hacerla pronto 🙂 La caída del Morrión es espectacular. Y sí, la verdad es que rompe todo el encanto cuando llegas y está la gente dando voces, es algo que me molesta también. Ahora voy unos días a la provincia de Huelva y haremos alguna ruta, ya te contaré si realizamos alguna que nos llame la atención!

    Me gusta

    • ¡Hola Andrés!:
      Me alegra saber de ti. La Tiñosa es una de esas rutas fundamentales en Córdoba, sobre todo porque es la cumbre más alta.
      Espero que el tiempo te haya respetado en Huelva y puedas disfrutar de la zona que debe ser preciosa también.
      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .